Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Railowsky expone la "indiferencia de la mayoría" a los museos

Alfonso Legaz reúne en 8 grandes fotografías y un vídeo el testimonio de personas que no visitan pinacotecas

Isa, camarera de València, ante un cuadro de Van Dyck, en el Bellas Artes de València.  | ALFONSO LEGAZ

Isa, camarera de València, ante un cuadro de Van Dyck, en el Bellas Artes de València. | ALFONSO LEGAZ

El artista y fotógrafo valenciano Alfonso Legaz se anticipó al Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que en junio de 2016 publicó que el 70 % de la población española nunca visitaba museos. Durante 2013, Legaz fotografió los interiores de museos de Madrid, Barcelona, València o Móstoles e hizo protagonista de las salas a esa mayoría que no podría ser encontrada allí.

Ahora, ese proyecto -con el nombre «Aufhebung Project»- se convierte en una exposición que la Librería Railowsky inaugura el jueves. Legaz reúne ocho fotografías de gran formato y un vídeo con las entrevistas a esas personas que reconocen no visitar pinacotecas. Es el retrato de esa mayoría indiferente, que posa en grandes museos y que lanza un interrogante sobre el sentido de la institución.

Juan Pedro Font de Mora, propietario de Railowsky, explica a Levante-EMV que Legaz «hace un interesante trabajo de campo. Va a grandes museos como el Bellas Artes de València y conoce a gente que vive alrededor. Se toma un café en el bar cercano, entabla amistad y les pregunta si suelen ir a los museos», explica el librero. La mayoría contesta que no. El proyecto de Legaz «encierra una reflexión sobre cómo responde la gente a las propuestas culturales», dice. «Es una denuncia social a la falta de interés por la cultura». Pero, en opinión del librero, la abulia de los ciudadanos hacia los museos no es solo responsabilidad del público. «Sería injusto», añade. De ahí que apunte que «los museos, aunque ya muchos lo hacen, deberían modernizarse y hacer más atractivo su producto».

De hecho, Legaz explica que los motivos que aducen para no ir es «que no comprenden lo que ven, no les interesa, no ven cuál es la relación entre el arte, y su vida cotidiana». Pero, añade, «son conscientes de que las administraciones públicas no hacen apenas nada por ellos en términos de formación».

Suprimir y conservar

«Aufhebung» es un término alemán que significa a la vez suprimir y conservar. «Aufhebung» es una mecánica, dice Legaz, sobre como un hecho histórico trata de suprimir al precedente, y como a su vez él es suprimido por el que le sigue».

En «Aufhebung Project» participan oficinistas, amas de casa, estudiantes, jubilados, migrantes, parados, taxistas, acróbatas de circo o deportistas con poco o ningún contacto con museos. Se trata de personas que viven o trabajan en las inmediaciones de la institución, con grandes obras de arte, cuya existencia ignoran y a la que sobreponen su indiferencia. Para reunir obra y protagonista, Legaz «estudiaba» el mensaje artístico, «pensaba en una forma de existencia humana que tuviera conexión con ese sentido que la obra transmitía, eran conexiones entre dos biografías por tanto, entre la biografía de la propia obra expuesta», concluye.

Compartir el artículo

stats