El Cor de la Generalitat ha desconvocado la huelga que había anunciado para protestar por la precariedad de sus puestos de trabajo y que afectaba a la representación del “Requiem” de Verdi prevista para los próximos 1 y 2 de julio. Los cantantes han tomado esta decisión tras una reunión celebrada con el Institut Valencià de Cultura (IVC) el pasado viernes y tras haber obligado a Les Arts a cancelar la representación de la “Novena” de Beethoven que se había programado para el pasado fin de semana. El auditorio cambió la interpretación de la última sinfonía del compositor alemán por la “Primera” y la “Quinta”, que no requerían la presencia del coro.

Con esta huelga, los cantantes denunciaban la decisión del IVC de sacar a concurso las plazas que ellos ocupan de forma temporal desde hace años por encontrarse en fraude de ley. Según los trabajadores, esta decisión implica renovar "la totalidad de la plantilla en solo dos años", poniendo "a esta agrupación musical al borde de su desintegración tal y como la conocemos hoy en día, peligrando la continuidad de su actual plantilla e integrantes, la calidad artística que hoy alcanza el Coro y el equipo que se ha ido construyendo en décadas de trabajo conjunto".

"A pesar de no haber podido llegar a un acuerdo con la dirección del Institut Valencia de Cultura, debido a que no se propone una solución definitiva que garantice el mantenimiento de la calidad artística del Cor de la Generalitat Valenciana y asegure la continuidad de la actual plantilla de la agrupación, el Cor ha decidido desconvocar los días de huelga 1 y 2 de julio, manteniendo el resto del calendario de protesta", ha señalado el comité de huelga en un comunicado.

"Esta decisión -añaden- es una nueva muestra de buena voluntad del colectivo, que tiende la mano una vez más a la administración en la esperanza de recibir una propuesta de acuerdo que sea realmente una salida a la problemática existente. El deseo de continuar cantando y minimizar el efecto de sus reivindicaciones sobre el público y sobre la programación artística del Palau de les Arts, ya que estos días se cierra la temporada con la representación del 'Réquiem' de Verdi, han tenido mucho peso en esta edición: el coro quiere cantar, hacer lo que sabe hacer y compartirlo con su público".