La banda valenciana Ciudad Jara ha puesto música a la nueva película del director valenciano Álex Montoya, Lucas, que se estrena este viernes en los cines. «Un nudo en el cordel» ha sido compuesta por Pablo Sánchez (antiguo líder de La Raíz) y musicada por Ciudad Jara, y en su videoclip muestra imágenes en exclusiva de esta película, grabada en algunos de los paisajes más representativos del territorio valenciano, como los arrozales de l’Albufera. El videoclip también ha sido dirigido por Montoya.

Lucas es el segundo largometraje del director valenciano después de Asamblea, y cuenta el proceso de duelo de un adolescente ante la pérdida de su padre. Además, la película aborda cuestiones como el cuerpo o el abuso de poder.

El joven protagonista de la cinta, Jorge Motos, recibió por este papel el premio al Mejor actor de la reciente edición del Festival de Málaga. Además, el largometraje recibió la Biznaga de plata a Mejor película española y Mejor película según el público en el certamen malagueño. El Festival de Cine de Alicante, celebrado la pasada semana, reconoció también a la película con el premio a Mejor actor para Jorge Motos, y el premio a la Mejor fotografía para Jon Díez. La película fue presentada la semana pasada en el festival Cinema Jove de València.

Desde que comenzó su andadura cinematográfica en 2009, Álex Montoya ha dirigido varios cortometrajes y coproducido películas junto a directores como Nacho Vigalondo o Rodrigo Sorogoyen (Stockholm). Lucas está basada en el cortometraje homónimo nominado a los Goya en 2014.

Ciudad Jara pone música a la nueva película de Álex Montoya | LEVANTE-EMV

Proyecto con Paco Roca

Álex Montoya trabaja actualmente en la adaptación cinematográfica de una de las novelas gráficas más exitosas del Premio Nacional de Cómic Paco Roca, La casa (2015). La obra ganó el año pasado el Premio Eisner, uno de los más reputados del mundo de la historieta.

La cinta arranca cuando un padre de familia muere, dejando su casa vacía. Los hijos, ya mayores, vuelven un año después a esta casa familiar, donde se enfrentan a sus recuerdos de niñez. La obra de Roca cuenta con marcados ecos autobiográficos.