Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Las ayudas a las artes escénicas son las más transparentes"

El director del IVC asegura que 'no hay ruptura de diálogo' con las entidades y asociaciones

El director general del IVC, Abel Guarinos.

El director general del IVC, Abel Guarinos. Eduardo Ripoll

El director general del Institut Valencià de Cultura (IVC), Abel Guarinos, respondió esta mañana a la polémica que envuelve estos días a las ayudas de las artes escénicas y que tiene molesta a gran parte del sector, que denunciaba «negligencias, errores y omisiones» en la resolución de las subvenciones y que, incluso, ha llegado a pedir la dimisión de Guarinos. El director del IVC reconoció que estas ayudas son «mejorables», pero lamentó que esta es «una polémica iniciada de manera tergiversada», así como que estas subvenciones «son las más transparentes y democráticas».

Guarinos habló así tras la presentación de la Filmoteca d’Estiu y aseguró que «se está en diálogo constante con las entidades y asociaciones. No hay ruptura de diálogo», dijo que máximo responsable del IVC. «Desde el momento en que nacieron estas ayudas, por decisión de la administración y por la legislación vigente, las bases no te las puedes inventar. Como dicen los gestores, y yo también lo pienso, son mejorables, pero también son las más transparentes y democráticas. Sí, ha habido algún problema telemático, pero no tiene que extrapolarse a una dimensión estratosférica», lamentó Guarinos.

El apoyo de los programadores

Guarinos descartó su dimisión y aseguró sentirse respaldado por una «inmensa» parte del sector, como los programadores del Circuit Cultural Valencià, entidad integrada por profesionales «de todos los colores» de más de 90 municipios valencianos, que emitieron un comunicado en apoyo a Guarinos y a la política llevada a cabo por la entidad que dirige. «No podemos dejar pasar que estas ayudas han pasado en cinco años de 1.276.940 euros (2015) a 5.000.000 euros (2020 y 2021) y pese a que no son perfectas, ahora sabemos quién y por qué reciben subvención con transparencia», valoraron en su escrito publicado ayer por Levante-EMV.

Guarinos recordó, además, que la resolución es provisional ya que hasta el próximo domingo cabe posibilidad de recurrirlas por parte de los candidatos. En este sentido, el responsable del IVC reconoció que hubo un «problema telemático» que hizo que determinadas propuestas que entraron por el registro de entrada no fueran contabilizadas por el programa informático. En este sentido, insistió en que la resolución actual es un «acta provisional propuesta que está sujeta a apelaciones».

El máximo responsable del IVC se sintió defendido por los programadores del Circuit Cultural Valencià que en su escrito aseguraron que «entendemos que la cultura necesita apoyos y, sobre todo, ayudas», pero matizaron que no hay «obligación» de subvencionar «el 100 % de todas las propuestas que se presentan». «Hay que presentar proyectos, viabilidad, currículums, trabajo y hay que baremar para poder decidir, con total trasparencia y justicia, porqué y a quién se da el dinero público y cómo se ha de justificar», señalan los programadores valencianos.

Sobre la petición de Avetid en la que urgían a una reunión con el conseller de Cultura, Vicent Marzà, con presencia de los altos cargos como la secretaria autonómica, Raquel Tamarit, y el propio Guarinos, para «sentar las bases de crecimiento» de un sector «muy diverso que está en un momento artístico excelente», Guarinos dijo que «sobre si se hará esta reunión tendrá que contestar la conselleria».

Compartir el artículo

stats