Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Es una equivocación relacionar la zarzuela con una tendencia política"

«Tan autonómicos que somos y no le sacamos partido a la zarzuela que habla de cada región de España», dice

Nancy Fabiola Herrera, en una visita a València. | FERNANDO BUSTAMANTE

Nancy Fabiola Herrera, en una visita a València. | FERNANDO BUSTAMANTE

La mezzosoprano Nancy Fabiola Herrera reivindica la zarzuela como «nuestro patrimonio», pero lamenta que, «por distintas razones, se le tiene mucha menos consideración que sus equivalentes en otros países, como la opereta en Francia». «Es un género que compartimos en el mundo latino y no se le da la importancia que merece», critica la artista.

Herrera (Venezuela, 1968) es una de las profesoras que forma parte del «claustro» del seminario sobre zarzuela que se impartirá en el marco del Festival Lírico de Benicàssim, que se celebrará del 2 al 8 de agosto. «Erróneamente -dice Herrera sobre la zarzuela- se ha asociado el género con los tiempos de la dictadura franquista y es una equivocación relacionarla con una tendencia política». Además la mezzosoprano -considerada como la «Carmen el siglo XXI»- asegura que «somos muy dados a no darle valor a lo nuestro, somos el peor enemigo de nuestro patrimonio. Hay que darle más difusión y ‘vender’ la zarzuela por el mundo para que sea respetado».

La mezzosoprano asegura que esto se debe en gran parte también por el «desconocimiento que existe sobre el género», así como por «su escasa oferta». «Hay un bache generacional y la ópera parece más in, como si tuviera más caché», señala. Para Herrera otro de los obstáculos de la zarzuela hacia esa difusión generalizada es que las producciones «buenísimas» que se hacen en teatros como el de La Zarzuela de Madrid no salen de gira lo suficiente. «Esas producciones se podrían rentabilizar muy bien y adaptarlas a un público más joven», plantea la artista. La cantante también considera paradójico que «tan autonómicos que somos y tanto que nos gusta separarnos, no saquemos partido a las zarzuelas que hablan de cada región de España».

Siete mil títulos

Le sorprende que en España el género sea considerado de menor envergadura que otros cuando fuera del mundo latino «tiene un éxito brutal». «Es una música preciosa que gusta mucho y algunos artistas internacionales la incluyen en su repertorio. Los cantantes españoles también tienen ganas de hacer más zarzuela. Lo importante es que los programadores quieran ofrecerla. Hay público que quiere vivirla», lanza Herrera. Y catálogo hay: «Existen más de 7.000 zarzuelas registradas y son producciones muy buenas», sostiene.

Ella sabe muy bien de lo que habla pues se ha metido en la piel de algunos de los personajes más célebres del género. «A Luisa Fernanda le tengo mucho cariño», dice la artista que para ese rol trabajó con Plácido Domingo y el director de escena Emilio Sagi. La tempranica es otra de sus favoritas. Y La del Soto del Parral y La Golondrina,...

Cantar, actuar y comunicar

En cuanto al seminario que impartirá en Benicàssim, ella compartirá con los alumnos su experiencia en la interpretación musical y actoral. «Me gusta trabajar el personaje. Muchas veces pensamos que cantar bien es solo abrir la boca y que suene bonito, pero hay que saber comunicar. Hay que desarrollar un trabajo muy minucioso y estos seminarios sirven para que los chicos tomen consciencia de ser buenos artistas de forma integral».

En cuanto al perfil del alumno que asistirá a estas clases magistrales, Herrera explica que se trata de jóvenes estudiantes de conservatorio pero abierto a todo tipo de profesionales que quieran perfeccionarse o interesados en el género. «No hay un perfil de edad. Lo que se ofrece es una formación completa para plantar una semilla». Por ello aplaude el planteamiento del festival de incluir, además de los conciertos como espectáculo, la labor educativa a través de estos seminarios.

Para este encuentro (y esta entrevista) Nancy Fabiola Herrera saca tiempo de su apretada agenda. En ella tiene apuntados en fechas próximas más seminarios y conciertos en España, Uruguay o Estados Unidos. El mundo es su casa, aunque su hogar está donde esté su familia. «Tengo la suerte de viajar siempre con mi marido», dice. Mientras tanto se relaja en su tiempo libre cantando boleros, bossanova o al gran Frank Sinatra.

Compartir el artículo

stats