Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Diputación "abre una reflexión" por las acusaciones de abusos a Alfons Roig

El diputado de Cultura y portavoz de Compromís, Xavier Rius, admite que la corporación «alguna cosa debe hacer» ante las «palabras fuertes» de Juan Genovés sobre el introductor del arte contemporáneo en la Escuela de San Carlos

El diputado de Cultura y portavoz de Compromís en la Diputación, Xavier Rius. | EDUARDO RIPOLL

El diputado de Cultura y portavoz de Compromís en la Diputación, Xavier Rius. | EDUARDO RIPOLL

Las acusaciones de Juan Genovés a Alfons Roig de abusar de niños desveladas ayer por Levante-EMV no pasaron desapercibidas. Voces acreditadas del arte valenciano agradecieron la publicación de «un secreto a voces» en círculos artísticos, y un destacado gestor cultural aseguró conocer «situaciones dramáticas» de esos abusos, pero declinó «de momento» entrar en detalles.

Por contra, el sector más oficialista del arte valenciano hizo llegar a este periodista a través de terceros su enfado por «el intento de dañar la imagen» del introductor de las vanguardias en València. A unos y otros se les remitió al texto de la biografía ‘Juan Genovés. Ciudadano y pintor’ de Mariano Navarro, Armando Montesinos y Alicia Murría publicado por Tuner este verano.

El que si dio la cara fue el diputado de Cultura y portavoz de Compromís en la corporación provincial, Xavier Rius, que anunció que «la Diputación abre una reflexión» sobre las acusaciones. No en balde, Rius es el primer interesado en aclarar el caso pues los premios de Artes Plásticas de la institución lleva el nombre de Alfons Roig.

«No tengo ninguna duda de las palabras de Genovés -dice Rius-, al que tuve la suerte de conocer su lucidez, tanto como artista, como persona», en referencia a las confesiones en su biografía donde cuenta que el sacerdote Roig «abusaba de todos los niños» de su barrio, así como que en el colegio Hispano-Americano eran frecuentes sus «magreos y toqueteos» a los escolares.

«Dudas»

«Son palabras fuertes», asegura Rius, al tiempo que destaca la gran aportación cultural y patrimonial de Alfons Roig al arte valenciano. El portavoz de Compromís en la Diputación reconoció sus «dudas» antes acusaciones similares de abusos sexuales «a Vinatea, Chaplin o Picasso», porque en su opinión «todo debe contextualizarse».

Cuando a Rius se le recuerda que por acusaciones similares y sin probar, el nombre de Plácido Domingo fue suprimido del Centre de Perfeccionament de Les Arts, confirmó «que alguna cosa debemos hacer en la Diputación, lo menos es abrir una reflexión», aunque insistió en el «valor de Alfons Roig como introductor del modernismo y las vanguardias en el País Valencià».

Se da la circunstancia que el departamento de Cultura de la Diputación que dirige Rius está a punto de reeditar ‘Art viu del nostre temps’, uno libro recopilatorio de 1982 de textos de Alfons Roig, con aportaciones de algunos de sus más estrechos colaboradores, como Artur Heras.

Roig publicó ‘El Arte de hoy y la Iglesia’ (1954), ‘La pintura religiosa de Georges Rouault’ (1959), ‘Julio González’ (1960), ‘En la muerte de Ángel Ferrant’ (1961), ‘Picasso en Barcelona’ (1962), ‘Diálogo de la Iglesia con el mundo moderno de la Arquitectura’ (1964).

Condecorado en París

Alfons Roig Izquierdo nació en Bétera en 1903, estudió en Astorga y fue ordenado cura el 1926. Licenciado en Arqueología Cristiana por el Instituto Pontificio de Roma (1946-1948) amplió estudios en París, donde conoció los artistas de más renombre de su tiempo. Fue rector de las parroquias de Pinet y de San Juan de Ribera de València y, aparte de su tarea pastoral, fue profesor en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos de València y del Seminario Metropolitano de Moncada, donde impartió las asignaturas de Arquitectura Cristiana, Historia del Arte y Estética.

El 1985 dio su pinacoteca a la Diputación de València con obras de Sempere, Julio González, Picasso, Kandinsky y Millares. Un año antes de morir el 1986, fue condecorado por el gobierno francés como «Oficial de les Palmes Acadèmiques».

Compartir el artículo

stats