Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MÚSICA CRÍTICA

Imprescindible Cuacci

Presentado como «espectáculo musical de tango», el show posee la fuerza instrumental que imponen sus tres extraordinarios músicos, sobre la que se sostiene el amplio repertorio de Astor Piazzolla, quien junto a Alberto Ginastera o Mauricio Kagel, representa la cima musical del país austral.

El bandoneón, importado hace más de un siglo desde Centro Europa, aporta un sonido inseparable del tango pero también de la milonga o del vals criollo. Porteño asentado en Barcelona, Marcelo Mercadante desplegó ese perfume imprescindible para el género con el sonido desgarrado de Gustavo Nardi, celista de amplia carrera con un hermoso sonido fraseado sin reservas, en un maridaje muy de agradecer.

Pero el artífice de ese asombroso trio instrumental fue Juan Esteban Cuacci (Buenos Aires, 1973), pianista, arreglista y director, que supo transformar el universo Piazzolla sin perversiones que pudieran desvirtuar la esencia y la calidad del maestro marplatense. Podría haberse refinado más el sonido amplificado para equilibrar la labor del trio y evitar que el piano -principalmente- excediera la justa (re) percusión en una sala cuya acústica, desde 1915, resulta modélica sin necesidad de amplificarla.

Cuacci, músico de cabecera de Raphael, Paloma San Basilio o Susana Rinaldi, ha incursionado en el jazz y en el rock (lo cual se percibe en sus arreglos) pero siempre regresa a lo que le es propio: las raíces del tango. Eso sí: los apuntes coreográficos desmerecieron el conjunto y resultaron totalmente prescindibles.

Puso Analía Bueti su voz grave y timbrada. Argentina pero valenciana de adopción, fue ganando espacio y presencia escénica hasta alcanzar total plenitud y emoción, con «María de Buenos Aires». El tango es, como sucede con la copla, una pequeña gran historia de amor y desamor, desilusiones y desesperos que se funden hasta el último compás, como demostró, sin reservas, la interpretación de la cantante. Hubo gran ovación final con el público en pie.

Compartir el artículo

stats