Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Català pide la dimisión de Tello por la gestión del Palau de la Música

La edil de Cultura responde que ha invertido un 800 % más que el PP en mantener el edificio

Glòria Tello, ayer durante la presentación de la Mostra. | L-EMV

El estado del Palau de la Música de València se ha convertido en una pesadilla para el equipo de gobierno municipal y, en especial, para la concejala de Cultura y presidenta del organismo, Glòria Tello. Aunque la regidora no para de recordar que el proyecto de reforma -y su correspondiente retraso-, es cosa de su compañera de partido Luisa Notario, concejala de Contratación, la oposición carga contra ella por lo prolongado del cierre (la conclusión de las obras no se prevé hasta 2024) y por su falta de mantenimiento.

Ayer, la portavoz del grupo popular, María José Català, exigió al alcalde Joan Ribó que «cese de inmediato» a Tello, «tras el desastre y abandono del Palau que lleva dos años y tres meses cerrado, y lo que es más grave sin iniciarse las obras y con nuevas caídas de techos». La popular se refiere al último desprendimiento, producido el 8 de septiembre al caer una escayola del vestíbulo por el goteo de una tubería rota. «No sólo no lo reparan y reabren el recinto sino que se les sigue desprendiendo los techo -aseveró Català-. Esto no hubiera ocurrido si la rehabilitación ya estuviera en marcha, como debería ser. Después de dos años y tres meses cerrados sin que sepamos todavía cuando van a comenzar a rehabilitarlo».

La respuesta de Tello llegó unos minutos después durante la presentación de la 36 edición de la Mostra. A la concejala de Cultura le hizo «especial gracia» que Català criticase su gestión pese a que «sus compañeros del PP invirtieron una cifra irrisoria» en el Palau. Según Tello, el actual equipo de gobierno ha invertido dos millones de euros desde 2015, «un 800% más que lo que invirtió el PP en 24 años».

La presidenta del Palau recordó que a la semana de obtener el cargo, y después dos décadas de gestión por parte del PP, se averió el sistema de climatización por lo que hubo que invertir más de un millón de euros en la reparación. También que hubo que comprar un piano de cola porque durante años la anterior presidencia lo había estado alquilando. Y que cuando el Palau obtuvo fondos del Plan E, el PP destinó más de 500.000 euros en colocar un «trencadís postizo» que se desprendió pasados unos años.

De todos modos, la concejala remarcó que «para ser justos», «lo que pasó con la sala Rodrigo no tiene que ver ni con el mantenimiento ni con la poca gestión del PP», sino con la construcción del edificio y el sistema de condensación de aire. «El arquitecto ha hecho 13 auditorios en toda España y los 13 tienen el mismo problema», apuntó.

En cuanto al desprendimiento en el vestíbulo, Tello aseguró que se trata de «una cuestión mínima» que se solventó «en unas horas».

Compartir el artículo

stats