El arte no siempre tiene una explicación racional, pero sí debe emocionar. Aunque para emociones fuertes las que debieron sentir los gestores del Museo de Arte Contemporáneo Kunsten de Alborg, en Dinamarca, cuando el artista Jens Haaning les entregó dos lienzos en blanco por los que había recibido 72.000 euros para incluirlos dentro de su obra.

Este museo había encargado a Hanning que recreara dos de sus anteriores creaciones de 2007 y 2010 donde varios billetes formaban parte de la obra. En esta ocasión, le habían sido entregados 84.000 dólares en billetes (unos 72.000 euros). La desagradable sorpresa llegó cuando al destapar los cuadros embalados, estos solo eran dos lienzos en blanco, y que para más inri, habían sido bautizados como Coge el dinero y corre (Take the money and run).

Pese al monumental cabreo del museo, la obra ha sido expuesta aunque el Kunsten pretende que le sea devuelto el dinero que se le había entregado a Hennings. Este por su parte asegura que no va a devolver el dinero y se defiendo diciendo que "no es un robo. Es un incumplimiento de contrato y el incumplimiento de contrato es parte del trabajo".