Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gaffigan debuta en Les Arts con el particular canto a la vida de Mozart

El nuevo director de la Orquesta de la Comunitat Valenciana dirige un «Réquiem» vanguardista escenificado por Romeo Castellucci «Es una de las obras más emotivas en las que he trabajado. Necesitamos esta producción más que nunca por lo que hemos vivido con el virus»

El equipo del «Réquiem» junto a James Gaffigan y Jesús Iglesias, ayer, en Les Arts. | NOMBRE FEQWIEOTÓGRAFO

El director neoyorquino James Gaffigan se estrena mañana como director titular del Palau de les Arts dentro de la temporada lírica. Lo hace con una producción que ha cosechado grandes éxitos desde 2019, el Réquiem de Mozart, dirigido en escena por el prestigioso artista plástico italiano Romeo Castellucci.

Gaffigan debuta en Les Arts con el particular canto a la vida de Mozart

Se trata de una producción de Les Arts, en colaboración con el Festival d’Aix-en-Provence (Francia), el Adelaide Festival (Australia), el Theatre Basel (Suiza), el Vienna Festival (Austria) y el Teatro Real de la Moneda de París (Francia).

«Esta es una de las obras más emotivas en las que he trabajado. Las imágenes son suficientes para sentirte conmovido porque la producción llega al centro del ser humano», explicó Gaffigan ayer durante la presentación de esta pieza, junto a Jesús Iglesias Noriega, director artístico de Les Arts; y Silvia Costa, directora de escena asociada.

El Réquiem iba a inaugurar la temporada pasada del coliseo. Sin embargo, el auditorio decidió posponer la producción por la situación de la pandemia, ya que la versión escenificada de Castellucci incluye una «complejidad escénica y técnica» que no era asumible hace un año. Y es que en la producción participan 46 músicos de la Orquesta de la C. Valenciana (OCV), 40 miembros del Cor de la Generalitat, 12 bailarines y varios figurantes. Además, de los intérpretes solistas, como la soprano Elena Tsallagova, la mezzo Sara Mingardo, el tenor Sebastian Kohlhepp, el bajo Nahuel Di Pierro y el niño de la Escolanía de la Mare de Déu, Juan José Visquert.

«Con Falstaff -obra en la que Gaffigan fue sustituido por problemas de agenda- pude romper el hielo con la OCV, quien me ha sorprendido con esta producción. Estamos juntos en esto. Necesitamos esta pieza ahora más que nunca por todo lo que hemos vivido durante la pandemia». Esta versión del Réquiem pretende ser una «celebración del fin de todas las cosas», una fiesta por la vida vivida, muy lejos del concepto que tenemos de las misas de difuntos, tal y como apuntó la directora asociada de escena.

«La producción, que lleva desde 2019 en marcha, trata aspectos importantes, como la muerte y esta visión del fin de la vida como una celebración. Sin embargo, estos temas cogen mucha más fuerza ahora por todo lo que hemos vivido con el virus», señaló Costa. «Mozart, que escribió esta misa durante su última etapa, quería celebrar el fin de todas las cosas, incluido el fin de la vida humana. El Cor representa la angustia que vivimos hasta ese momento final, lo que hemos vivido nosotros como sociedad durante esta pandemia. Castellucci quiere aportar luz a la muerte».

El Cor, además de cantar, bailará en escena, ya que la danza tiene un papel muy destacado en este Réquiem. Concretamente, el folclore. «No nos interesaba la perfección estética sobre el escenario, sino la energía colectiva. Todos, cantantes y bailarines, participan esta danza que pretende simbolizar la alegría por el fin de la fragilidad», explicó Silvia Costa.

Durante la representación, se proyectarán nombres de animales, plantas, pueblos, idiomas, ciudades extinguidas que se pueden leer en paralelo a lo que sucede sobre el escenario. «Las frases adoptan la forma de un adiós a los elementos en conexión con las vidas de cada uno de los espectadores, gracias a un acercamiento a nuestra época y al abandono de las cosas próximas al espectador».

«Estamos presentando ante el público valenciano uno de los espectáculos imprescindibles del teatro musical de los últimos años. El Cor de la Generalitat va a poder demostrar su calidad, ya que es uno de los mayores retos vocales y escénicos a los que se ha enfrentado», explicó Jesús Iglesias.

Les Arts ha programado seis funciones del Réquiem de Mozart los días 30 de septiembre y 2, 3, 6, 8 y 10 de octubre.

Compartir el artículo

stats