Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La única València que valdrá la pena recordar

"El día internacional de los amantes", nuevo single de La Habitación Roja, fija la ciudad en el imaginario sentimental de una generación

La Habitación Roja y Rafa Lahuerta en el Veles e Vents.

Dicen que si Londres se viera arrasada por un holocausto nuclear se podría reconstruir con toda exactitud, calle a calle, edificio a edificio, usando las novelas de Charles Dickens como única guía. Pero, ¿quién del siglo XXI querría el Londres victoriano de nuevo en pie? Algunos preferirían el swinging London o el del brit pop, otros el actual. Imagino que cada uno querría de vuelta la urbe que le tocó habitar y disfrutar. Hoy, los adolescentes que se hicieron adultos en los noventa se han adueñado del relato sobre València, una ciudad que vieron crecer, enfermar, morir y, desde hace unos pocos años, resucitar identitaria y culturalmente. Rafa Lahuerta con su novela "Noruega" y La Habitación Roja con su último single “El día internacional de los amantes”, presentado el martes en exclusiva ante un nutrido grupo de admiradores en el Veles e Vents de la Marina, han fijado, en sendas fotografías con mucho en común, la atmósfera y los escenarios que determinaron el imaginario sentimental de una generación. “Una de las misiones de las novelas y las canciones es inmortalizar lo que vemos desaparecer. A través de ellas quieres mantener vivos los escenarios de tu vida, intentar que tus recuerdos pasen a la posteridad”, explicó el autor del mayor fenómeno literario valenciano de los últimos años, que ya va por su sexta edición. Quizá así se haga justicia con una ciudad a la que Rafael Chirbes puso el mote de La Malquerida, “ya que sus élites jamás apostaron por ella, dejándonos huérfanos de palabra y energía durante 40 años”, como subrayó Lahuerta.

Libros como "Noruega" y "La balada del bar Torino" o canciones como “Por ti”, “Segunda oportunidad” o la que adelanta el nuevo largo del grupo de l’Eliana, titulado "Años Luz II", son el retrato de un tiempo y un lugar, mutante, en constante evolución, pero siempre desde el recuerdo, la subjetividad y la mezcla de observación y sentimientos que aparece en las narraciones artísticas hechas a medida por y para los que ahora tenemos, digamos, cuarenta y pocos. Así, el vocalista Jorge Martí reconocía tener “el pálpito de que esta canción quedará para siempre asociada tanto a la ciudad de València como la historia de la banda”. En este sentido, el propio Lahuerta, fan del grupo, no dudó en definir “El día internacional de los amantes” como “un himno tan emocionante que te hace llorar”, después de reconocer que él rinde culto a “dos religiones, el Valencia Club de Fútbol y La Habitación Roja”.

El acto del Veles e Vents. Germán Caballero

Fútbol, ciudad y música han acabado forjando, entre escritor y banda, una relación plagada de casualidades y giros del destino. En un acto distendido, alegre, lleno de vida, brillantez verbal y buen humor, Lahuerta y los músicos Jorge Martí, Pau Roca y José Marco relataron en una conversación moderada por Joan Carles Martí, jefe de la sección de Cultura de este diario, cómo trabaron conocimiento. El escritor escuchaba los primeros discos del grupo con unos auriculares mientras veía los partidos del conjunto blanquinegro en el mismo Mestalla, para mitigar de alguna manera de la ansiedad que le provocaba las actuaciones del equipo de sus amores y crear una atmósfera propicia para escribir su particular historia sobre el club. Martí, otro valencianista a carta cabal, se la leyó de un tirón y lo llamó para felicitarlo. Después se vieron en conciertos, Rafa publicó la maravillosa "Noruega", Jorge la leyó en aquel país escandinavo donde vive con su familia e, inmediatamente, nació la sincera amistad y admiración mutua que se profesan.

La inspiración fue de ida y vuelta, canciones y obra literaria se retroalimentan, las emociones que irradian son, en gran medida, comunes, reconocibles e intercambiables. “Leyendo Noruega vimos la verdadera dimensión de “El día Internacional de los amantes”, que compuse en junio de 2020. Fue chocante ver cómo un libro me remitía a una canción que ya estaba escrita”, desvela Martí.

Cuando la berrenda juventud actual haga suyo el relato sobre esta ciudad dentro de varios lustros, hablarán de una ciudad no sólo inexistente, sino completamente irreconocible para narradores actuales como Lahuerta y Martí. Ellos, al fin y al cabo, también retratan hoy en día un lugar cuyas playas, barrios y bares son extraños para nuestros padres. “Noruega cuenta València y nosotros cantamos a la ciudad. Siempre habrá gente que lo haga, aunque sea de manera subterránea y no nos enteremos”, profundizaba Martí. “Las próximas generaciones tendrán nostalgia de sus propios recuerdos”, añadía Pau Roca.

Después de la charla, los dos guitarristas de la banda interpretaron una versión sentida y acústica de su nuevo sencillo, en absoluta primicia para los allí congregados. Después, hubo tiempo para el visionado de una versión en crudo del videoclip que la acompañará de promoción y que mañana estrenará en exclusiva Levante-EMV. En él, los integrantes del cuarteto elianero comparten protagonismo con una pareja de bailarinas, el museo del Carmen, una espectacular tormenta sobre la playa, los arrozales y el lago de l'Albufera, que ahondan en una València y alrededores que dentro de unos años se percibirán de otra manera por otra gente para la que la ciudad de nuestra generación será desconocida, si no en el ámbito físico, sí en el sentimental.

Compartir el artículo

stats