Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'¡Esta es la casa de Berlanga!'

«València siempre era un lugar para volver», asegura el sobrino del cineasta

Representantes institucionales ante la placa en la calle Barcelonina.

Los sueños de juventud, las ansias de libertad profesional, los primeros amores. De todo eso fue testigo el portal de la calle Barcelonina número 1 de València, donde ayer representantes institucionales colocaron una placa en homenaje al soñador cinéfilo que traspasó esa puerta buena parte de su juventud, hasta que decidió irse a probar suerte en Madrid. Por fin, la casa de Luis García Berlanga ya puede ser reconocida fácilmente por los transeúntes.

El acto, que reunió a políticos, gestores culturales y familiares del cineasta, se celebró con motivo del Día del Cine Español, que el 6 de octubre se celebra en todo el Estado. Al evento asistió el alcalde de València, Joan Ribó; la vicealcaldesa, Sandra Gómez; la comisariada municipal del Año Berlanga, Teresa Cebrián; comisariada de la Generalitat del Año Berlanga; el presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar; el director del Institut Valencià de Cultura, Abel Guarinos; el director adjunto de Audiovisual, José Luis Moreno; el concejal de Turismo, Emiliano García; el concejal de Comercio, Carlos Galiana; y Pepe García Berlanga, sobrino del cineasta. El acto contó incluso con un quinteto de metales, que interpretaron temas como «La muerte del ángel», de Piazzolla y la canción de la película Bienvenido, Mr Marshall.

«Tal es la trascendencia del cine de Berlanga que el Gobierno central ha decidido poner el Día del Cine Español el 6 de octubre, día en que terminó el rodaje de Esa pareja feliz, la película que rodó Berlanga junto a Juan Antonio Bardem. Con esto quiere remarcar la trasdencencia del cineasta valenciano en la industria del cine, algo que vamos a recordar todos los años. Pero este año es especialmente emotivo», aseguró la vicealcaldesa de València, Sandra Gómez sobre la programación del Año Berlanga que conmemora el centenario del cineasta. «Él dijo una vez: ‘Pensaba que lo más jodido era la censura del franquismo, pero no, lo más jodido es la pérdida de memoria’. Nosotros haremos lo posible por no olvidarte», señaló Goméz, quien aseguró que Berlanga se adelantó a todo y a todos. «Antes de que existiera ‘Élite’ (Netflix), él ya había hablado de la lucha de clases con la trilogía sobre la familia Leguineche, y antes de que se estrenara ‘La casa de papel’ (Netflix), Berlanga ya había conseguido que nos pusiéramos de parte de los delincuentes en Todos a la cárcel», concluyó.

Una huella permanente para Berlanga

El alcalde Joan Ribó aseguró que en su juventud, las películas de Berlanga generaban «debate» en su entorno a causa de los dilemas que planteaban. «Si nos fijamos, sus películas están impregnadas del espíritu de las Fallas. En todas sus cintas, Berlanga quería gritar que era valenciano», añadió. «Aquí es donde Berlanga siempre volvía a ver a su familia. València siempre era un lugar para volver», añadió Ribó, quien recordó que el valenciano fue uno de los fundadores de la Academia de Cine, organizadora de los Premios Goya, que el próximo mes de febrero recalan por primera vez en València con motivo del Año Berlanga.

Pese a que el cineasta valenciano nació en la calle Sorní, fue en la calle Barcelonina donde vivió gran parte de su juventud. Su familia se trasladó a esta finca cercana a la plaza del Ayuntamiento, en el edificio Martí-Alegre, en los años 30. La finca fue construida por el famoso arquitecto municipal Javier Goerlich y era conocida por el Hotel Londres, propiedad de la familia Berlanga. En la actualidad, vuelve a albergar un hotel en este caso, de la cadena Casual Hoteles.

«El día de hoy no lo olvidaremos fácilmente. Berlanga vivió aquí hasta los 27 años, cuando se fue a Madrid. Sin embargo, volvía a València cada vez que podía porque le encantaba esta ciudad», aseguró el sobrino del director, Pepe García Berlanga, en representación de la familia.

Por otra parte, el presidente de la Diputación de València, Toni Gaspar, señaló que «Berlanga se enorgullecía de ser valenciano, pese a sus luces y sus sobras», es por ello que València está presente en todas sus películas.

Compartir el artículo

stats