Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fundació del Disseny impulsará un museo en la Marina a partir de 2023

«Queremos que València tenga un centro de innovación con proyección internacional»

Algunos de los patronos de la Fundació del Disseny de la Comunitat Valenciana. | LEVANTE-EMV

Algunos de los patronos de la Fundació del Disseny de la Comunitat Valenciana. | LEVANTE-EMV

La Fundació del Disseny de la Comunitat Valenciana ya es una realidad. A partir de 2023, cuando València concluya los actos de la Capital Mundial del Diseño, la entidad recogerá su legado y emprenderá su camino para promover el diseño, contribuir a una mayor preparación de los profesionales valencianos y crear un Centro del Diseño y de las Artes Digitales en la Marina de València. La intención es que la fachada marítima de la ciudad se convierta en un centro de diseño e innovación que tenga repercusión tanto a nivel nacional como internacional.

Así lo han especificado los representantes de esta nueva entidad, que ayer presentaron la Fundació en el Veles e Vents. «Lo lógico es que el Centro del Diseño sea en la Marina. El mes que viene podremos saber más. Ya veremos dónde atraca este barco», señaló Xavi Calvo, director general de València Capital Mundial del Diseño 2022. «Hoy marcamos un hito en la historia del diseño valenciano. La capitalidad de València como sede mundial de diseño ha sido nuestra palanca, pero esto nos obliga tener recorrido», añadió, dando paso al diseñador valenciano Vicent Martínez, presidente de la Fundació, y Amparo Bertomeu, vicepresidenta.

«La capitalidad nos dejará un legado que nosotros recogeremos en la Fundació del Disseny. El esfuerzo que hemos hecho en los últimos cuatro años es el que nos ha llevado hasta aquí», explicó Martínez en relación a la puesta en marcha de l’Arxiu del Disseny y el proyecto de la capitalidad. «La Fundació ya forma parte del relato del diseño valenciano que tan generosamente estamos construyendo entre todos». La prueba de esta filosofía se encuentra en la marca gráfica de la entidad, creada por el estudio Meteorito, de color negro y amarillo, el símbolo de la capitalidad valenciana.

La Fundació tendrá 36 patronos, entre los que se encuentran Marisa Gallén (Premio Nacional de Diseño 2019), Nacho Lavernia (Premio Nacional de Diseño 2012), Ramón Esteve, Román de la Calle (catedrático de Estética), Pepe Cosín (director del Colegio de Diseñadores), el diseñador de moda Francis Montesinos, Xavier Mariscal (Premio Nacional de Diseño 1999), Mariví Calvo (cofundadora de LZF Lamps), la diseñadora de interiores Carmen Beselga, Andrés Alfaro Hofmann o Ester Alba (codirectora del Arxiu del Disseny).

Xavi Calvo, Vicente Martínez y Amparo Bertomeu, durante la presentación. | GERMÁN CABALLERO

Según destacó Vicent Martínez, el diseño valenciano nació en la década de los años 60 y 70, cuando el Colegio de Arquitectos de la C. Valenciana organizó el primer congreso de diseño en València. «Casi todas las generaciones de diseñadores de la época tuvimos que sufrir en la Escuela de Artes y Oficios. Comenzamos a profesionalizarnos solos, inventándonos una profesión» y «soñábamos con normalizar el diseño valenciano dentro del espectro internacional». Según el presidente de la Fundació, «la creación del Impiva fue clave para la promoción y desarrollo del diseño en la C. Valenciana», que dio otro impulso con la llegada de la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV) en los años 80, justo cuando el diseño valenciano comenzó a formar una parte destacada de los Premios Nacionales de Diseño, con Daniel Nebot (1995) o Mariscal (1999). «Ya somos cinco generaciones de profesionales y empresas que hemos construido el muro del diseño valenciano. Ahora tenemos más diseñadores, más empresas, más escuelas... La Fundació forma parte de esta historia», concluyó Martínez.

Sin ánimo de lucro

La entidad será sin ánimo de lucro y se sustentará tanto de patrocinadores y ayudas como de los recursos que generen sus actividades, tal y como detalló la vicepresidenta. «Queremos que los profesionales del diseño tengan su propia IAE en el país, que podamos contabilizar el impacto económico que supone su trabajo y su capacidad de generar riqueza. Desde la Fundació se apoyará el Arxiu Valencià del Disseny, se impulsará el futuro Museo del Diseño y de las Artes Digitales, se trabajará para crear espacios de encuentro y facilitar, desde todos los ámbitos y de forma transversal, la didáctica del diseño», apuntó Amparo Bertomeu.

Compartir el artículo

stats