Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fira se reencuentra con el público

Las novelas de Fernando Aramburu, Pérez Reverte, María Dueñas o Julia Navarro esperan ser las más vendidas

La caseta de Gea Llibres en Viveros. jm lópez

Los Jardines de Viveros vuelven a exhibir libros casi 2 años después de que la pandemia marcara un punto y a parte en el sector del libro. La Fira del Llibre volvió a encontrarse con el público ayer para su 56 edición, que incluye 60 expositores por los que pasarán más de 800 autores, entre ellos, Julia Navarro, Gioconda Belli, Víctor del Árbol, Javier Sierra, Antonio Muñoz Molina, Santiago Posteguillo, Màxim Huerta o Manuel Jabois.

La cita literaria se inauguró con la presencia de autoridades como el alcalde Joan Ribó; el presidente de presidente de Las Corts, Enric Morera; la directora general de Cultura de la Generalitat, Carmen Amoraga; la presidenta de la Fundació Fira del LLibre de València, María Bravo; el presidente del Gremi de Llibrers de València, Juan Pedro Font de Mora; la directora de Promoción Institucional, Fernanda Escribano; la Rectora de la Universitat de València, Mavi Mestre; la secretaria de la Fira, Paloma Gandía; la concejala de Acció Cultural, Maite Ibáñez; el portavoz de Compromís en Las Corts, Fran Ferri; y la escritora Mercè Viana.

Los organizadores de la Fira, que estará abierta hasta el 24 de octubre, controlarán el aforo. El recinto de Viveros dedicado al evento estará delimitado por vallas que delimitarán el acceso, ya que la Fira tendrá una capacidad máxima de 800 personas. De hecho, varios trabajadores del evento contabilizarán el paso de los viandantes, y en cuanto el aforo se acerque al límite, los visitantes tendrán que hacer cola. «Nos gustaría que hubiese más normalidad de la que tenemos. Pero estamos convencidos de que tendremos una Fira estupenda. El aforo podrá suponer un problema el fin de semana, ya que se formarán colas», aseguró Font de Mora. «Si alcanzamos dos tercios de la facturación de un año normal, sin pandemia, estaremos muy satisfechos. Esta es una Fira distinta, hay que asumirlo», añadió.

Sin embargo, los organizadores de la Fira anunciaron su deseo de recuperar los datos de 2019, con unos 300.000 visitantes y alrededor de un millón de euros en ventas, durante la presentación institucional del pasado miércoles en el Palau de la Generalitat.

Un grupo de niños, ayer
en la Fira.  jmlópez

Un grupo de niños, ayer en la Fira. jmlópez carla melchor. valència

«Este es un acto cultural de primera magnitud para la ciudad de València. También es un alivio poder estar aquí después de todo lo que ha pasado», aseguró Ribó.

Los libreros se han tomado esta Fira con «alegría», pero también con «incertidumbre», ya que no saben lo que va a pasar, ya que es la primera vez que la Fira se celebra en otoño. «La Fira supone retomar el pulso a la actividad cotidiana. Sin embargo, como es un evento a destiempo, fuera de temporada, no sabemos lo que puede pasar en cuanto a cifras económicas. Será absolutamente imposible recuperar lo que perdimos por la pandemia», asegura Chelo, de la Librería Soriano.

«En abril salen muchos libros y, aunque no han salido a feria, han estado mucho tiempo en librerías y siguen atrayendo a lectores». Estos hits literarios son Los vencejos (Tusquets) de Fernando Aramburu; El italiano (Alfaguara), de Pérez Reverte; Sira (Planeta), de María Dueñas; o De ninguna parte (Plaza Janés), de Julia Navarro. En narrativa en valenciano sigue estando en la diana, Noruega (Drassana), de Rafa Lahuerta y en literatura juvenil, destacan las novelas de las autoras Ariana Godoy y Alice Kellen.

Compartir el artículo

stats