Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CaixaForum llena el Ágora con un paisaje de cultura

El proyecto diseñado por Enric Ruiz-Geli con materiales sostenibles toma forma dentro del espacio de Calatrava y abrirá sus puertas en julio de 2022

8

Así será el futuro CaixaForum en el Àgora V. C.

El reto era importante: enfrentarse a Santiago Calatrava o dialogar con él. El Ágora, esa especie de gran animal varado en el cauce del Túria cuya razón nadie había sabido descifrar, ha encontrado por fin su destino: albergar la sede de CaixaForum en València. ¿Pero de qué forma? ¿Quién se adaptaba a qué?

«Hacer un edificio dentro de otro edificio habría provocado un debate que no queríamos. No queríamos competir con Calatrava, somos su continuidad», aseguraba ayer el arquitecto y escenógrafo catalán Enric Ruiz-Geli, responsable del proyecto del nuevo centro cultural que estará listo en la primera quincena de julio de 2022.

32

Así avanzan las obras del CaixaForum en el Ágora de Calatrava Daniel Tortajada

Ruiz-Geli ha afrontado el reto inventando para el vientre del animal metálico varado un «paisaje» orgánico y natural de jardines verticales, nubes de fibra de vidrio, madera, cartón y cerámica. «Un proyecto radical de lucha hacia la sostenibilidad -aseguraba Ruiz-Geli durante la presentación de su proyecto en València-. Como ocurre con la tecnología, pronto el arte y la creatividad estarán en todo lo que hagamos, y este edificio es uno de los primeros ejemplos de eso».

Una vez en funcionamiento, CaixaForum València acogerá cada año entre cuatro y cinco exposiciones artísticas y científicas y medio millar de actividades educativas y de ocio. «Va a ser el CaixaForum más espectacular y especial de España», aseguró la directora general adjunta de la Fundación la Caixa, Elisa Durán.

Diálogo, sostenibilidad, naturaleza, luz… Son algunos de los términos que Ruiz-Geli -líder del estudio Cloud 9 en Barcelona, profesor de la universidad Virginia Tech y autor de edificios como el Media-ICT en Barcelona, el Milenio en Valladolid o el BulliFoundation-, pronunció en varias ocasiones durante la visita a las obras que realizó junto a Durán y Álvaro Borrás, director de Caixaforum València.

Contó Ruiz-Geli ante los medios de comunicación que la primera vez que entró en el Ágora y se quedó solo en su interior soñó «con una nube que entraba en el edificio y con la lluvia que generaba un bosque mediterráneo y un sendero que lleva a un escenario de cartón y niños jugando dentro de la nube».

Inteligencia colectiva

Este relato más o menos onírico es el que desde marzo de 2020 se está materializando en el edificio de la Ciutat de les Arts i les Ciències gracias a una inversión de 19 millones de euros por parte de la Fundación La Caixa. Para el mantenimiento del edificio y para las actividades culturales, la entidad invertirá 5 millones de euros al año. «Será un lugar donde no haya límites entre edificio e intervención artística. No habrá competición, sino un producto de la inteligencia colectiva», subrayó el arquitecto.

Los responsables del proyecto explicaron a pie de obra las distintas partes que compondrán el paisaje de CaixaForum: las oficinas, la librería, el restaurante, el auditorio para 250 espectadores, las dos salas de exposiciones que suman un espacio de 1.500 cuadrados o las aulas didácticas.

Entre todas destacará la gran «nube» de fibra de vidrio que se empleará como espacio polivalente (acogerá, sobre todo, actividades para niños familias) y que constituye el centro del edificio. Sobre ella se situará el ‘Arc del cel’ imaginado por la escultora valenciana Inma Femenía y que reproduce el fenómeno óptico del arcoíris. Cabe recordar que no será la única instalación artística permanente en la nueva Ágora ya que Anna Talens instalará el 'Palafit', una escultura que tiene como referente la arquitectura agraria propia de los ecosistemas acuáticos.

Además de la «nube», uno de los edificios más llamativos que se están levantando dentro del Ágora es el de administración y sala VIP, un espacio «transparente» (desde fuera se podrá ver la actividad del interior) que tendrá un revestimiento ideado por el ceramista artesano Toni Cumella. Frente a él ya se ha dado forma a las gradas de la nueva «plaza pública» de la instalación que vertebra los diferentes espacios.

Cerca se levantará el jardín vertical y «sostenible» con patente alicantina que consume solo un 6 % de agua, frente al 60 o 70 % de otras instalaciones de este tipo, según destacó Ruiz-Geli. El arquitecto ha querido recrear a través de la vista y el olfato un paisaje mediterráneo de «elementos vivos» que «va del Cap de Creus a l’Albufera». Ese mismo carácter orgánico inspira el restaurante de CaixaForum que, según el diseñador del centro cultural, será «una celebración de la gastronomía y el arte».

Otro espacio singular será el Auditorio, un edificio realizado con cartón cuyo techo es además una instalación artística a cargo de Frederic Amat donde se denuncia la situación de los bosques mediante maderas carbonizadas. El auditorio, según explicó Elisa Durán, albergará durante todo el año conciertos, actuaciones teatrales, conferencias o incluso ópera para niños con una programación integrada y relacionada con el resto de actividades culturales de CaixaForum.

Por último, las dos salas de exposiciones se han realizado también con suelos de aire y materiales sostenibles que garantizan la llegada de obras artísticas procedentes de instituciones como El Prado o el Pompidou. Durán adelantó que en febrero o marzo se anunciarán las primeras exposiciones «excepcionales» que llegarán a València a partir de julio.

El noveno centro de España

Cabe recordar que CaixaForum cuenta actualmente con ocho centros en España y que las exposiciones van alternándose en cada uno de estos centros. En esta temporada 2021-2022 se han organizado exposiciones dedicadas a René Magritte, Jean Paul Gaultier, Nikola Tesla, Jean Prouvé, los videojuegos o el mundo microscópico.

A fecha de hoy se ha ejecutado ya el 55 % del proyecto y los trabajos se centran en las tareas de revestimiento y envoltorio de la «nube», la instalación de la estructura de la planta superior del restaurante, se han instalado las escaleras mecánicas que dan acceso a la gran plaza Ágora, el cierre de los espacios expositivos y las salas polivalentes, el forjado y la estructura de la plaza interior, además de la climatización, electricidad, contra incendios y audiovisuales, la producción de mobiliario y el proyecto de señalética.

Durante la presentación de su proyecto, Ruiz-Geli preguntó a los periodistas si conocían otro museo como éste y calificó de «milagro» que el proyecto se encuentre en el nivel de ejecución actual teniendo en cuenta factores como la pandemia o el incremento de los precios de las materias primas. Si algo destaca en este trabajo, señaló, es el «humanismo» y agradeció su labor a los trabajadores, a los que se refirió como «héroes».

Compartir el artículo

stats