Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un thriller asfixiante en el que l’Albufera interpreta un rol principal

El paisaje determina la historia de «El lodo» y representa los conflictos de la película

Sánchez Arrieta con el elenco de «El lodo» y el director de la Mostra. L-EMV

Una reserva natural azotada por una implacable sequía. Un biólogo conservador que llega con su familia a un entorno hermoso y hostil para poner remedio a la escasez. Y una comunidad de lugareños que sufre los estragos de tanta privación y que no entiende de medidas a largo plazo porque quizá mañana no tenga nada que llevarse a la boca.

Esos son los mimbres con los que el director valenciano Iñaki Sánchez Arrieta teje ‘El lodo’, su segunda película, que tuvo ayer su premiere mundial en la Mostra de València-Cinema del Mediterrani.

Este thriller asfixiante con l’Albufera como escenario principal -aquí convenientemente transformada en la Laguna Blanca- hace del paisaje un personaje más: primero, porque es determinante para el desarrollo de la historia y después porque esa belleza oscura que desprenden los humedales funciona como metáfora de los conflictos que atraviesan la película.

El origen del guion se remonta seis años atrás cuando Sánchez Arrieta se preguntó cómo es posible que no se haya hecho cine en l’Albufera. Quizá por eso la película se inscriba en una determinada tradición del cine español contemporáneo conformada por thrillers que abandonan el entorno urbano para situarse en espacios rurales o en plena naturaleza. En la presentación del estreno, el realizador mencionó ‘La isla mínima’ y ‘Tarde para la ira’ como películas con las que ‘El lodo’ guarda cierta relación.

Compartir el artículo

stats