Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Conciertos, festivales y teatros perdieron hasta un 87 % de recaudación en 2020

La SGAE calcula que la música popular en la C. Valenciana cayó un 85,5% en espectadores, la música clásica un 80% y las artes escénicas un 75%

Concierto de Izal, en agosto de 2020 en València. | F.BUSTAMANTE

El Anuario de la SGAE 2021 ha puesto cifras a la debacle que supuso para la cultura en la Comunitat Valenciana la pandemia del coronavirus. Aunque en 2020 se mantuvo como la tercera autonomía con mayor actividad (solo por detrás de Madrid y Cataluña), la Comunitat Valenciana fue, por ejemplo, la segunda donde más cayó el pasado año la recaudación en artes escénicas.

Entre los dos primeros meses del año y los que sucedieron a los meses de confinamiento, con restricciones de público en las salas, los espectáculos teatrales y líricos recaudaron 8,7 millones de euros menos que en 2019, lo que supuso un descenso del 78,2 %. En el primer año del coronavirus se pusieron en escena 1.817 funciones menos que en 2019 (una caída del 50,6 %) y los recintos teatrales valencianos perdieron 1,14 millones de espectadores (un 75 % menos).

La música clásica también sufrió en 2020 la debacle provocada por el coronavirus, y eso que la Comunitat Valenciana sigue siendo la primera de España en oferta de espectáculos y la segunda con mayor cantidad de público. Pese a ello, se celebraron 1.425 conciertos menos que en 2019 y asistieron a las veladas 630.511 personas menos (un descenso del 80 %). Lógicamente, la recaudación cayó, pasando de los 2,5 millones recaudados en 2019 a los 718.345 euros ingresados en las taquillas de 2020. El descenso es del 72,3 %.

Más grave todavía es la caída en la recaudación obtenida por los conciertos de música popular. Según el anuario de la SGAE, frente a los 57,7 millones de euros recaudados por las salas, auditorios y grandes conciertos y festivales en 2019, en 2020 el sector apenas obtuvo en la Comunitat Valenciana 7,4 millones de euros. La caída es del 87,1 por ciento, la segunda más importante de toda España solo por detrás de Cataluña. El número de conciertos celebrados pasó de 4.581 a 2.320 en solo un año mientras que las cifra de espectadores descendió en un 85,5 por ciento (unos 2 millones menos de espectadores menos).

En cuanto a los cines, la Comunitat Valenciana se alzó el pasado año como la que más cines mantuvo abiertos (108), imponiéndose a Cataluña. Pese a ello, no es la que más pantalla tiene (es la cuarta con 467, seis menos que el año anterior) ni la que tiene más ocupación (un 13 %). En 2020 se vendieron, además, 9,3 millones de entradas menos que en 2019.

En la presentación ayer del Anuario 2021, la SGAE subrayó que el pasado año fue uno de los peores de la historia para el sector cultura. En toda España las cifras oscilan en la mayoría de los sectores entre una caída hasta la mitad de oferta y en torno a un 70% menos de espectadores en relación a 2019.

La sociedad de autores recordó cómo hasta el año 2019 se apreciaba una recuperación en el sector «en un contexto de crisis» previo, que se ha visto truncado por la pandemia de coronavirus y ha dado como resultado «uno de los peores años» para el sector cultural.

Según datos de Promusicae, el mercado de la música grabada en España ingresó un total de 314,1 millones de euros. En cambio, el mercado digital recaudó 258,9 millones de euros, la cifra más alta, concentrando ya el 82,4% de los ingresos del mercado de música grabada en España. Las descargas de música que se realizaron durante 2020 subieron por segundo año consecutivo, alcanzando los 2.303 millones de archivos, 171 más que en 2019 (suben un 8%). De ellos, 2.102 millones son archivos descargados sin pagar, 177 millones más que un año antes, lo que supone un crecimiento del 9,2%.

Compartir el artículo

stats