Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"El dibujado" regresa a la patria

Paco Roca transforma la exposición con la que exploró las posibilidades de llevar el lenguaje del cómic a las paredes del IVAM en un libro que explota los límites del papel en favor de una lectura más íntima

"El dibujado" regresa a la patria

«El dibujado» de Paco Roca ha dado el doble salto mortal. En marzo de 2019 el dibujante valenciano ideó por el 30 aniversario del IVAM una exposición con la que trasladó el lenguaje del cómic a la sala del museo. Dibujando sobre las paredes de la Galería 6, Roca encontró una libertad narrativa y formal que en ese momento no le daban los libros ni los pases de página para reflexionar (más que para contar una historia) sobre la relación entre el creador -también en mayúscula-, y su obra, de que uno no existe sin la otra igual que no existe un dios sin su creación.

«Usar las paredes como soporte cambia la forma de narrar y también la de ver la historia -explicaba entonces Roca a Levante-EMV-. Un cómic, ya lo estés leyendo en el metro rodeado de gente que tú solo en tu habitación, es siempre una experiencia íntima. Crea como una burbuja alrededor del lector. Pero aquí en la sala esa burbuja no va a estar. Es algo mucho más flexible».

El éxito de aquella exposición cumplió con creces con el objetivo de transformar un cómic en una experiencia colectiva en la que las viñetas envolvían al espectador y éste podía moverse dentro de aquellas. Pero ahora Roca ha decidido devolver «El dibujado» a «la patria de origen», a la intimidad del libro. Y así, como libro, Astiberri acaba de publicar ‘El dibujado’ en una edición que, como el propio autor destaca, Roca vuelve a aprovechar las posibilidades del soporte incluso recurriendo a desplegables en algunas de las páginas.

«De nuevo no ha sido fácil la transformación», reconoce el dibujante valenciano, Premio Nacional del Cómic en 2008, que ha estado trabajando durante siete meses para darle forma a la obra en este trasvase de medios. Álvaro Pons, comisario de la exposición en el IVAM, explica que el lenguaje del cómic es un «ente vivo y apasionado, un diablillo al que le gusta desesperar a los estudiosos demostrando continuamente que no admite límites ni definiciones, sintiéndose tan a gusta en la páginas de un libro como en las paredes de un museo».

Como en la exposición en el IVAM, ‘El dibujante’ que regresa a la patria de papel es un personaje sin nombre que va saltando de página en página como antes lo hacía de pared en pared, «animándonos a seguirlo a a mundos imposibles de maravillas por descubrir», describe Pons. Cambia el formato pero no la reflexión sobre la ficción y la relación entre el creador y la obra que Roca quiso transmitir con su proyecto en la Galería 6. El próximo lunes, 25 de octubre, por la tarde, Paco Roca y Álvaro Pons presentarán ‘El dibujado’ en el Aula Magna del Centre Cultural La Nau.

Compartir el artículo

stats