Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"El Love to Rock es nuestra posibilidad de mostrar que los festivales son seguros"

La Marina acoge desde ayer el primer gran evento musical al aire libre en València donde se exige el certificado de vacunación para acceder

15

Festival 'Love to Rock' en la Marina de València M. Á. Montesinos

Ni la lluvia ni la covid impidieron que, después de casi dos años de pandemia, el público volviese ayer a bailar de pie en un festival en València. Love to Rock Experience celebró su primera jornada (hoy tendrá lugar la segunda) en la Marina con actuaciones como las de La Casa Azul, Novedas Carminha y las Ginebras, y con cerca de 4.000 asistentes que tuvieron que mostrar el pasaporte covid para entrar al recinto.

El Love to Rock es el primer festival que se ha acogido al protocolo publicado por la Conselleria de Sanitat hace dos semanas que permite la movilidad dentro de los recintos de conciertos siempre que los promotores exijan el Certificado COVID Digital UE en la puerta de acceso.

Los documentos válidos que había que presentar eran el Certificado de vacunación con la pauta completa al menos 14 días antes de la celebración del evento y el Certificado de recuperación tras superar la enfermedad. En el caso de los asistentes que no tuviesen el certificado por no estar vacunados, el Love to Rock permitía la entrada con una prueba de antígenos con resultado negativo realizada 24 horas antes o una prueba PCR negativa hecha 48 horas antes del evento. Ya dentro del recinto, el público podía circular por los dos espacios para conciertos y la zona gastronómica pero con la mascarilla puesta salvo al consumir bebidas y comida.

«Este festival representa para los promotores la posibilidad de demostrar que este es un formato seguro y que lo normal es que el público pueda disfrutar de pie de los conciertos», señaló ayer Sergi Almiñana, secretario de MusicaProCV. «Este es el paso adelante que venía reclamando el sector», añadió.

Desde que a las 18.00 horas se abrieron las puertas, el público fue accediendo con fluidez al recinto del festival. En el momento en el que cambiaban la entrada por la pulsera habitual en este tipo de eventos, los empleados solicitaban a los asistentes que mostraran el certificado de vacunación o la prueba de PCR negativa.

Fueron los propios promotores de conciertos y festivales los que propusieron a la Generalitat un protocolo que incluyera el certificado Covid digital para celebrar estos eventos con normalidad. Aun así, y tal como indicó ayer Almiñana, los empresarios consideran que no debería ser una medida definitiva. «Ahora hay una incidencia que hay que tener en cuenta, pero cuando el riesgo desaparezca y con el alto porcentaje de población vacunada, la música y las actividades culturales tienen que desarrollarse con la misma normalidad que el resto de las cosas».

Compartir el artículo

stats