Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Contracorriente

"Llevo 12 años rechazando papeles en películas"

«La comedia es nuestra manera de narrar el presente y reflexionar sobre el pasado»

El intérprete en el Camping de Puçol.

El cantante Coque Malla vuelve a la gran pantalla con ‘En temporada baja’, la última comedia del guionista de ‘Campeones’, el director valenciano David Marqués. Malla llevaba mucho tiempo alejado de las cámaras de cine. Sus últimas películas fueron ‘Gente en sitios’, ‘Íntimos y extraños’ y ‘Nada en la nevera’.

¿Qué hace un cantante como Coque Malla en una película como esta?

Interpreto a Raúl, un periodista con serios problemas para encontrar trabajo, como la mayoría de los periodistas actuales. Se ve obligado a vivir en un camping, incluso en temporada baja, lo que da título a la película.

Resines interpreta a un representante venido a menos, y Edu Soto a otro al que no le van muy bien las cosas, ya que también se ve obligado a vivir en un camping. ¿Esta película va de perdedores?

Sí. Podemos reconocer muchísimas cosas de ellos en cada uno de nosotros. Muchas de las situaciones, quizá no llevadas tan al extremo, nos han pasado a nosotros. En el cine están más exageradas, ya que hay que crear situaciones de risa, filmables (ríe).

Hace unos 10 años que no participa en producciones cinematográficas. ¿Qué es lo que le ha empujado a aceptar este proyecto?

Por una parte, el guion de David Marqués. La personalidad cómica que tiene él, y lo que he ido viendo, me ha hecho estar aquí. David hace posible que haya un hilo conductor entre situaciones de altísima comedia a situaciones dramáticas. Lo vi en ‘Campeones’, donde escribió el guion junto a Javier Fesser. También lo hace con ‘El club del paro’, su última película como director. Conseguir el equilibrio entre la risa y la «pena» es muy difícil. David tiene un pulso cómico inconfundible. Tener la oportunidad de hacer un personaje que pueda dar rienda suelta a eso es maravilloso. Él se siente muy cómodo en el patetismo. De hecho, no hay estridencias en sus películas.

¿Se siente cómodo al volver a rodar?

La verdad es que sí, llevaba 12 años sin rodar. 12 años rechazando papeles que no me apetecía hacer o no podía por fechas. A medida que pasaba el tiempo me ha sido más difícil aceptar algún trabajo para cine porque mi camino musical se ha hecho más sólido. Las giras y los discos te impiden implicarte en rodajes de larga duración.

¿Cómo ha encontrado València?

Buah, fenomenal. Para mí, estar aquí es un regalo. Es gratificante estar lejos de mi ciudad, Madrid, y estar en esta especie de burbuja cerca de la playa. Además, nos lo estamos pasando todos muy bien. Imagínate convivir con Antonio Resines, Edu Soto y Fele Martínez (ríe). Estoy disfrutando como un niño pequeño en su primera película.

¿Qué nos pasa en España con la comedia? Las películas más taquilleras siempre pertenecen a este género. Además, acabamos de dedicar un año entero de homenajes a un director de comedias, Luis García Berlanga.

Porque la comedia es nuestra manera de narrar el presente y reflexionar sobre el pasado. En esta película, por ejemplo, es muy fácil reconocerte en los personajes si vienes de la cultura española. El español medio está aquí, en cada una de las escenas. Creo que la historia de España se podría contar a través de la comedia.

¿Prevé aceptar más trabajos para cine?

Si ha sido tan difícil para mí aceptar un papel para cine, no creo que me anime a coger el primer papel que me den a partir de ahora. Tendrá que volverse a dar la oportunidad.

Compartir el artículo

stats