Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ernesto Ekaizer: "La democracia española no es capaz de asumir la monarquía si no es como pleitesía"

"Juan Carlos I vive en una ficción que hemos fabricado entre todos"

Ernesto Ekaizer (1949), periodista español de origen argentino con una larga trayectoria en medios. | L-EMV

Ernesto Ekaizer es una fuente, mejor un manantial, de datos. Cada una de sus informaciones sobre Juan Carlos I tiene su prueba correspondiente y pese a su hospitalización por covid, mantiene una memoria prodigiosa de nombres, cargos, fechas, cifras y lugares. Atiende a la entrevista telefónica el viernes, y hoy ya está en València.

Lo primero, ¿cómo va la salud?

Voy mejorando, pero la respiración va bien.

Lo celebro. Vamos al libro, este 17 de diciembre caduca la prórroga de las diligencias de la fiscalía contra el rey emérito.

Hay una comisión rogatoria pendiente de 2015, un año que no está prescrito.

Juan Carlos I está penalmente protegido hasta 2014, sin embargo demuestra en el libro que cobró cien millones de dólares de comisión por el AVE Medina-La Meca.

Eso fue el 8 de agosto de 2008 y es lo que está investigando el fiscal Bertossa en Suiza. En España se abrieron diligencias por un delito de cohecho en las transacciones comerciales internacionales por parte de la Fiscalía Anticorrupción, pero la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, decidió que fueran a la Fiscalía del Supremo, sin razones técnicas, solo por el control que quería tener sobre las investigaciones.

¿Qué sentido tenía quitar las diligencias a Anticorrupción?

El Supremo no instruye, salvo la excepción el ‘Procés’, que también fue por razones políticas. Por el control político Delgado también pensó que le interesaría a [Pedro] Sánchez.

En Francia hemos visto como un jefe de Estado, Nicolas Sarkozy, declara ante la justicia y es condenado. ¿España está preparada para ver a un jefe del Estado ante un tribunal?

No estamos preparados. El tipo de democracia española que hemos fabricado no es capaz de asumir el tema de la monarquía si no es como pleitesía. Las fiscalías del Supremo ni siquiera hacen el paripé de interrogar a Juan Carlos I.

Sentarse en el banquillo no implica necesariamente una condena.

En este caso es todo lo contrario. La conclusión es que se sentó a Iñaki Urdangarin en el banquillo y fue condenado a 6 años y 3 meses de prisión, se sentó a la infanta Cristina en el banquillo... Es cada vez más surrealista que este tipo de democracia no sea capaz ni siquiera de interrogar a Juan Carlos I.

¿A los máximos defensores de la monarquía no les interesaría que Felipe VI deje de heredar los problemas judiciales de su padre?

En una lógica cartesiana sería lo que cabría deducir, pero en la situación de la democracia española no es posible.

¿Por qué se filtró que se iban a archivar las diligencias?

La fiscal general del Estado está sometida a un recurso de impugnación de su nombramiento de PP y VOX y le interesaba dejar claro qué como se iban a cargar el nombramiento de una Fiscal General que defiende la monarquía.

¿Todos los gobiernos conocían las actividades del monarca?

No lo sé, que sospechaban sí. Las actividades del rey con amistades peligrosas no es nueva. Existían los antecedentes de Mario Conde en Banesto o Javier de la Rosa. Otra cosa es que se cubrieran y supusieran una impunidad para Juan Carlos I que ha aplicado hasta el último momento.

¿Ha entrevistado al núcleo más cercano al rey emérito?

He trabajado con fuentes aledañas que me daban información de muchos de sus movimientos.

Cierra el libro con una cita del Quijote: «Allá se lo haya cada uno con su pecado». ¿La realidad supera la ficción?

La realidad supera a la ficción, porque Juan Carlos I vive en una ficción que hemos fabricado entre todos.

¿Espera novedades?

Va a haber noticias importantes próximamente por la demanda civil interpuesta por Corinna zu Sayn-Wittgenstein en un tribunal británico por delito de acoso, seguimiento ilegal y difamación. Está muy elaborada porque tiene pruebas, cuando en 2014 Juan Carlos I le pide que le devuelva el dinero y que le deje usarlo a través de ella. El tribunal británico tendrá que decidir si tiene inmunidad de ex jefe de Estado. Acuérdense del caso Pinochet y la información que va a salir de ahí es impresionante.

Compartir el artículo

stats