Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Ciudad Vigía" de Miquel Navarro ya forma parte del Patrimonio de la Unesco

El artista valenciano, junto al embajador de España Andrés Perelló, hizo entrega de su escultura a la organización en un acto celebrado en París

Andrés Perelló, Audrey Azoulay, Miquel Navarro y una directiva de la Unesco, ayer en París. | UNESCO

El hasta hoy embajador de España en la Unesco Andrés Perelló hizo ayer entrega de la obra en presencia del autor y de la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay. Esta donación sitúa a Miquel Navarro entre los pocos artistas españoles que han logrado formar parte del Patrimonio Artístico de la Unesco. En este selecto grupo le acompañan Picasso, Chillida, Miró y Tàpies.

La donación de «Ciudad Vigía» por parte del Estado Español fue presentada hace un año, y admitida posteriormente por el Comité de Obras de Arte de forma unánime el pasado 29 de junio. «Aquí tú no decides donar una obra y ellos la cogen, sino que tú la ofreces y ellos deciden si tiene la calidad suficiente», explica Andrés Perelló.

Según cuenta el embajador, Miquel Navarro aseguró que para él ha sido un honor que no se esperaba, que nunca pensaba que su obra estaría entre la colección patrimonial de Naciones Unidas.

A esta elección se ofrecieron obras de 19 Estados. Tres de ellas pasaron a la colección «de ir por casa» y dos pasaron a la colección patrimonial: España y Rumanía. Esto significa que tienen derecho a estar en los catálogos oficiales de Naciones Unidas y que «España es una potencia en obras de arte», según explica Perelló. «Para València es un buen tanto, porque es València la que incermenta con un valenciano el patrimonio cultural de Naciones Unidas», añade.

Al acto han asistido una cuarentena de embajadores, entre ellos la princesa de Arabia Saudí y los representantes de Polonia, Alemania, Kuwait o Argentina.

Por su parte, Andrés Perelló cumple hoy con su último día como embajador de España en la Unesco, siendo el de ayer su último acto oficial. Perelló fue el encargado de impulsar la propuesta para que la obra de Navarro formase parte del Patrimonio de la Unesco, y ha logrado su cometido. «Para mí ha sido una satisfacción irme con éste como mi último acto, incrementando el patrimonio de arte de Naciones Unidas», confiesa.

La obra

«Ciudad Vigía» se trata de una escultura elaborada en 2006, de 150 kilos y un metro de altura. Una pieza en hierro que puede ser albergada tanto en interior como en exterior. El propio Miquel Navarro dijo, con motivo de la visita de Andrés Perelló a su taller de Mislata en julio, que «Ciudad Vigía» tiene muchas interpretaciones, «hay que verla y captar el mensaje. Representa la ciudad que mira, la observación de la propia humanidad», concluyó.

Compartir el artículo

stats