La compañía Meta, matriz de Facebook, se enfrenta a una demanda, ya admitida a trámite por la Comisión Federal de Comercio (FTC), de hasta 2.300 millones de libras (2.755 millones de euros) por presuntas prácticas anticompetencia a través de su «abuso de su dominio de mercado». Según informa Reuters, hasta 44 millones de usuarios de Facebook del Reino Unido se ven perjudicados por este hecho, denunciado por la experta en competencia Liza Lovdahl Gormsen, que alega que Meta «abusó de su dominio del mercado» para establecer un «precio injusto» por el uso gratuito de Facebook: los datos personales de los usuarios del Reino Unido.

La demanda, que será escuchada por el Tribunal de Apelaciones de Competencia de Londres, alega que Facebook ganó miles de millones de libras al imponer términos y condiciones injustos que exigían que los consumidores entregaran dichos datos personales.

Estos datos, recopilados entre 2015 y 2019, proporcionaron una imagen muy detallada del uso de Internet, lo que ayudó a la empresa a obtener «ganancias excesivas». Cualquier persona que viva en el Reino Unido y haya usado Facebook al menos una vez durante el período será parte del reclamo a menos que decida no participar. La compañía argumenta que las personas usaban sus servicios porque les brindaba valor y «tienen un control significativo de qué información comparten».

El pasado octubre, Facebook ya fue condenada por otra demanda, pero esta vez, relacionada con el Departamento de Trabajo. La compañía deberá pagar más de 14 millones de dólares en un caso de discriminación contra trabajadores estadounidenses