Las alfombras están desplegadas, los focos fluorescentes encendidos y los micros desinfectados. El Benidorm Fest ha pulsado el ‘play’ de su primera edición con una expectación renovada hacia la próxima gala de Eurovisión, que se celebrará el 14 mayo. Benidorm es el escenario donde se elige esta semana el próximo representante español. Entre los candidatos hay nombres conocidos, como el de Rigoberta Bandini, Rayden o Azúcar Moreno, pero también el de jóvenes promesas que quieren probar suerte en el tradicional concurso de talentos europeo.

«El Benidorm Fest simboliza la esperanza hacia el futuro», aseguró ayer el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, durante el acto de inauguración celebrado en la localidad, en el que se firmó el convenio de colaboración entre la Generalitat, RTVE y el Ayuntamiento de Benidorm para la celebración del certamen.

«Después de dos años, estamos viendo la salida de esta pandemia horrible. Es el momento de la recuperación, y qué manera mejor para iniciar la recuperación que con un festival como Eurovisión y con el Benidorm Fest», señaló Puig.

Del mismo modo, indicó que el sector cultural y, «de forma especial», el de la música ha sido «uno de los más afectados por las restricciones impuestas a raíz de la crisis sanitaria», por lo que ha destacado la importancia de llevar a cabo iniciativas como esta, en la que la Generalitat colabora como coorganizadora con la aportación de un millón de euros.

Asimismo, apuntó que este evento también «ilusiona a los jóvenes» y que son, por tanto, una muestra de «inteligencia colectiva» que genera esperanza en el futuro. También aludió además a que este festival «habla de aquello que une, que es el lenguaje común de la música», porque «no hay ningún lenguaje tan universal como la música».

El Benidorm Fest se celebrará de miércoles a domingo en el Palacio de Deportes L’Illa de Benidorm. El miércoles y el jueves tendrán lugar las dos semifinales y el sábado la final que decidirá el representante español en Eurovisión.

Este es el primer gran evento mediático que acoge la Comunitat Valenciana durante la pandemia y eso se está haciendo notar también en aspectos logísticos. Uno de los grupos favoritos en el certamen, Tanxugueiras, puso su participación en el aire tras comunicar que dos de las integrantes tenían covid-19.

Finalmente, la banda anunció que participará mañana en la primera semifinal, pese haberse perdido la primera jornada de ensayos generales. Las gallegas Sabela Maneiro, Aida Tarrío y Olaia Maneiro defenderán el tema «Terra», uno de los favoritos junto al «Ay mama» de Rigoberta Bandini» o «Calle de la llorería» de Rayden.

El Palacio de Deportes l’Illa de Benidorm. | E.PRESS

En caso de contagio por coronavirus

Para evitar que algo así vuelva a ocurrir, la organización ha diseñado tres posibles opciones para los intérpretes que hayan dado positivo en coronavirus.

Por un lado, si un participante diese positivo en coronavirus, después de realizar el primer ensayo sería grabado y emitido durante la fala en lugar de actuar en directo.

Si el caso fuera que no hubiera realizado ningún ensayo y tuviera videoclip, la performance se sustituiría por el vídeo oficial del tema. Esta alternativa no hubiese sido posible para el grupo gallego ya que no tienen videoclip publicado de «Terra».

Como tercera opción, RTVE realizaría un montaje con la canción e imágenes del artista de las que disponga.

Aunque no solo el coronavirus está dando que hablar en el Benidorm Fest. También lo ha hecho la propia normativa de Eurovisión. La aspirante Luna Ki anunció por sorpresa su retirada del Benidorm Fest por la prohibición del uso de «autotune» en su canción «Voy a morir». La cantante se defendió ayer diciendo que «Eurovisión no es un concurso de habilidades vocales» y que esta tecnología de afinación es «parte de la esencia» de su tema.

«Podría haber dicho una excusa, algo relacionado con mi salud, pero como artista es muy importante la verdad. Sobre todo la verdad de mi arte, de cómo está hecho. No me voy a avergonzar de ello», reivindicó en una grabación colgada en Youtube.

Cambios en la semifinal

Tras la retirada de la cantante, RTVE ha tenido que rehacer la primera semifinal, que ahora contará solo con seis canciones, de las que se clasificarán cuatro.

El representante de España en Eurovisión se decidirá entre los votos jurado profesional y los del público Cada uno contará con un 50% de poder de decisión.

El jurado estará integrado por la cantante Natalia Calderón, la coreógrafa Miryam Benedited, Estefania García, coordinadora de la Orquesta y Coro de RTVE, Marvin Dietmann, encargado de la puesta en escena de Blas Cantó, y Felix Bergsson, jefe de delegación de Islandia en Eurovision.

El certamen estará compuesto por las actuaciones de13 candidatos: Chanel, Azúcar Moreno, Blanca Paloma, Gonzalo Hermida, Javiera Mena, Rayden, Sara Deop, Marta Sango, Rigoberta Bandini, Unique, Varry Brava, Xeinn y Tanxugueiras.