La muerte de la influencer Cristina 'Vita' Aranda, esposa del futbolista Iván Torres, del club Olimpia, ocurrida tras un tiroteo durante un concierto en la ciudad de San Bernardino, conmocionó este lunes a la sociedad de Paraguay.

Aranda fue una de los dos víctimas mortales de la balacera que se produjo en medio del espectáculo musical Ja'umina Fest, y que dejó a al menos cuatro personas más heridas.

El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Alejandro Domínguez, expresó este lunes en su cuenta de Twitter su pésame a Torres y su familia "por tan triste pérdida".

"Que Dios les dé fuerza espiritual para transitar este momento. QEPD, Cristina Aranda", señaló en su mensaje.

También la selección paraguaya de fútbol se sumó a las manifestaciones de tristeza y dedicó un minuto de silencio por la muerte de la modelo y reconocida personalidad en las redes sociales del país.

La Albirroja indicó en Twitter que inició el entrenamiento de este lunes "respetando el duelo del futbolista albirrojo Iván Torres".

"Estamos contigo, Tito", agregó el seleccionado.

En la conferencia de prensa previa al partido que este martes juega la selección de Paraguay en Brasil, el técnico de la Albirroja, Guillermo Barros Schelotto, se refirió a lo ocurrido en la noche del domingo.

"Queremos acompañar a Iván Torres y a su familia en este difícil momento. Condenamos cualquier hecho de violencia. Queremos estar con él, fue parte de la selección paraguaya y queremos estar con él", afirmó en una declaración previa al comienzo de las preguntas por parte de los periodistas.

Por su parte, el club Olimpia, en el que milita Torres, suspendió el entrenamiento de este lunes y declaró el duelo "de toda la gran nación olimpista" durante los próximos tres días.

El equipo de Asunción manifestó su "profundo pesar" por el fallecimiento de Aranda.

Te puede interesar:

Además, brindó su "soporte y compañía" a Xoana Daniela Barrientos, esposa del también integrante de ese equipo Víctor Salazar, quien resultó herida en el tiroteo.

Las primeras indagaciones indican que Aranda y Barrientos, quienes asistieron al espectáculo en compañía de sus esposos, esperaban en una fila para entrar a los baños situados en la zona VIP del anfiteatro José Asunción Flores cuando se desató el tiroteo.