Pareciera que València acaba de descubrir el cine o que el cine acaba de descubrir València. Pero ninguna de las dos cosas. Aquí ya se rodaban películas (con títulos tan sugerentes como ‘Ejecución de una paella’), apenas un año después de que los Lumiere presentaran el invento. En los años 20 del siglo pasado Blasco Ibáñez conquistaba Hollywood con sus novelas y Concha Piquer cantaba a viva voz en una película antes de que lo hiciera el «cantor de jazz». Aquí nació Cifesa, la productora que dominó tiránicamente el cine español con su logotipo del Micalet. Esta fue la ciudad de las 70 salas de exhibición. Esta fue la cuna de los Rivelles, los Guillén, los Merlo y de Jorge Mistral, Lola Gaos o Antonio Ferrandis, la de Muñoz Suay, Luis Lucia, Regino Mas y, por supuesto, la de Luis García Berlanga, el mejor director de la historia del cine español (hasta que se demuestre lo contrario o se termine su centenario).

Y, pese a todo esto, con los Goya que se celebran esta noche en el Palau de les Arts, València se ha ilusionado con el cine como se ilusionaba con «Mr. Marshall» Villar del Río. Pero en este caso, parece que la ilusión es mutua, que no pasará de largo. El propio presidente de la Academia, Mariano Barroso, mostraba hace unos días su sorpresa ante la acogida que está teniendo el evento en la ciudad y la comparaba con la «aparente molestia» que le provocaba a las autoridades madrileñas tener que celebrar anualmente el evento en la capital.

Tanto es así que -pese a los quebraderos de cabeza que le ha dado cumplir con sus compromisos en un aforo tan reducido como es el de Les Arts para un evento como éste-, la academia no descarta que los Goya vuelvan a València el próximo año. En una entrevista ayer a Europa Press, Barroso dijo que «nos gustaría que los Goya volvieran a València, claro que sí», aunque también que «nos gustaría volver a Málaga, a Sevilla y a tantas ciudades que nos invitan y nos proponen. Hay un puñado de ciudades que quieren que vayan los Goya el año que viene y los años sucesivos. Está por ver».

Blanchett y las bandas

A lo largo de la jornada de ayer el Aeropuerto de Manises y, sobre todo, la estación Joaquín Sorolla fueron recibiendo a muchos de los invitados y candidatos a los premios que a partir de las 18.30 horas de hoy desfilaran por la alfombra roja que se situará frente al acceso Este de Les Arts.

Este convoy de gentes del cine que, como las de ‘Plácido’, llegan a la ciudad para honrarla con su presencia, continuará durante la mañana de hoy. La mayoría de los asistentes pasará la noche en algunos de los hoteles de la ciudad y asistirá a las fiestas «no oficiales» que ya se están preparando en varias discotecas.

La más reluciente de las estrellas -con permiso, quizá, de Javier Bardem y Penélope Cruz- que pisará esta noche la moqueta de Les Arts será la actriz australiana Cate Blanchett, que recibirá en València el primer Goya Internacional que entrega la Academia. Durante la mañana podrá conocer el lugar en el que se celebrará la gala ya que mantendrá un encuentro con los medios de comunicación.

Al terminar la rueda de prensa, quizá a Blanchett le apetezca acudir a alguno de los actos que ha organizado el Ayuntamiento de València previos a la gala. «Ya tenemos aquí la gala de los Goya y hemos querido que sea una celebración abierta en la ciudad, una celebración social», proclamó ayer la vicealcaldesa Sandra Gómez. La portavoz socialista, por cierto, ejercerá de máxima representante municipal ya que el alcalde Joan Ribó continúa aislado en su casa por el coronavirus.

Así, el consistorio ha programado hoy una serie de conciertos con bandas de música valencianas junto a las estatuas de Goya gigantes instaladas por los diferentes barrios de València. Las actuaciones tendrán lugar a las 12.00 horas de este sábado en la plaza del Ayuntamiento, calle de Burgos (l'Olivereta), plaza de Patraix, y en las calles del Pintor Segrelles (Arrancapins), Escultor José Capuz (Monteolivete), explanada de la estación del metro de Ayora, calle de Marí Sirera (Cabanyal), parques de la Valvanera (Cruz Cubierta), y de Orriols. Además, se celebrarán en la plaza nueva de la Iglesia de Benicalap, en la calle de Felipe Valls de Benimàmet y la explanada de l'Umbracle, junto al Palau de les Arts.

Aunque a cuentagotas, la Academia de Cine fue desvelando a lo largo de la jornada de ayer nuevos detalles sobre la ceremonia de esta noche en Les Arts. Por ejemplo, que C. Tangana también cantará en el escenario de la ópera valenciana acompañado por la trompetista barcelonesa Rita Payés. Sus nombres se suman a los anunciados hace unos días de Luz Casal y Joaquín Sabina quien, acompañado por Leiva, subirá por primera a vez a un escenario desde su accidentada actuación en el Wizink Center de Madrid el 12 de febrero de 2020.

La gala arrancará con un número musical protagonizado por las actrices y cantantes Bebe –Goya a la Mejor Canción Original por «Tiempo pequeño» de la película ‘La educación de las hadas’–, Jedet –Premio Ondas por su papel en la serie «Veneno»– y Cristina Castaño, que ha participado en musicales como «Fama» y «Cabaret». A falta de nuevas confirmaciones o sorpresas, la extremeña Bebe será la presencia musical más valenciana, ya que pasó su primer año de vida en esta ciudad.

Sacristán habla en el Ateneo sobre el cine español

Además del de Cate Blanchett, uno de los Goya garantizados esta noche será el de Honor que recibirá José Sacristán. El actor participó ayer en varias actividades relacionadas con los premios, entre ellos en una mesa redonda entorno al cine español junto al presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero; Mariano Barroso; los productores Luis Manso y Esther García; la actriz Patricia López Arnaiz, y la directora de cine Clara Roquet en el Ateneo Mercantil.