Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tríptico de Oliva incautado durante la Guerra Civil sale a subasta en Madrid

La Policía cierra la investigación sobre su procedencia y se venderá como una antigua propiedad de los Condes de Oliva y no de la Iglesia

‘Tríptico de la Virgen con el Niño’

 La casa de subastas Ansorena sacará finalmente a la venta el tríptico del siglo XV atribuido a Joan Reixach cuya posible desaparición de la Iglesia de Santa Maria la Major de Oliva antes de la Guerra Civil estaba siendo investigada por el grupo de Patrimonio de la Unidad de la Policía Nacional Adscrita a la Comunitat Valenciana. Fuentes de la Generalitat han confirmado a Levante-EMV que tanto la Policía como la Fiscalía de Madrid que había solicitado paralizar la subasta han archivado la investigación.

Tal como contó este periódico, un grupo de profesores de la Universitat de València alertó el pasado diciembre a la Presidencia de Les Corts y al Arzobispado de València que se iba a subastar en Madrid el "Tríptico de la Virgen con el Niño", del siglo XV, por un precio de salida de 80.000 euros.

Según estos expertos, en un inventario de 1921 de la Parroquia de Santa Maria la Major aparece nombrado un tríptico del siglo XV que, por sus características, podría ser el de Reixach. También explican que en 1936 el plebán de la parroquia, Salvador Campos Pons, mencionó a los feligreses la posibilidad de vender esta y otras pinturas para financiar una reforma del templo que finalmente no se llevó a cabo.

Estas sospechas fueron puestas -entre otros por el presidente de Les Corts, Enric Morera-, en conocimiento de la Policía Autonómica, que inició una investigación y a principios de diciembre solicitó al Ministerio Público que Ansorena paralizara la subasta hasta que se confirmase la titularidad y procedencia del tríptico. Pasados dos meses del inicio de las pesquisas, la investigación se ha archivado y Ansorena finalmente ha incluido el tríptico atribuido a Reixach en su subasta del próximo 2 de marzo.

Mensaje en una etiqueta

En el dorso de la obra se conserva una etiqueta de la Junta de Delegada de Incautación, Protección y Salvamento del Tesoro Artístico, organismo creado a comienzos de la Guerra Civil por el Gobierno de la Republica, en el que se indica que el tríptico procede de Oliva, sin más datos al respecto excepto un número de inventario y de colección.

La casa de subastas sí señala sobre la procedencia del tríptico que la propiedad de los Condes de Oliva está documentada en el año 1937 cuando la pintura fue requisada por la Junta de Incautación en su domicilio de la Calle Hortaleza 61 de Madrid junto con el retos de sus bienes artísticos. Después, según Ansorena, el tríptico fue adquirido por el actual propietario en 1969 en un anticuario madrileño como obra de Jacomart y que desde entonces se encontraba en una colección particular española

Según la documentación que ha estudiado el grupo de Patrimonio de la Policía Nacional y a la que ha tenido acceso este periódico, efectivamente el tríptico fue incautado a la condesa de Oliva Bernardina Roca de Togores en 1937 y depositada en el antiguo trinquete de Jai Alai de Madrid, donde el gobierno republicano almacenaba los bienes requisados durante la contienda.

La documentación investigada también demuestra cómo al acabar la guerra, concretamente el 21 de agosto de 1939, la condesa solicitó al nuevo gobierno la devolución de los bienes que se le habían requisado, entre ellos el ‘Tríptico de la Virgen con el Niño’, que le fue entregado a Roca de Togores el 23 de enero de 1940. Desde entonces el tríptico ha estado siempre en manos particulares. 

El tríptico de Reixach.

En un libro sobre los primitivos flamencos publicado por la Generalitat en 2001 se hace referencia a esta pintura y se señala que en ese momento se encontraba en una colección privada de Madrid. Según ha podido saber este periódico, entre la documentación entregada por el actual dueño del tríptico a la casa de subastas para demostrar su propiedad, figura una factura fechada en 1969 que la Policía de la Generalitat también habría investigando. 

Tal como figura en el catálogo de Ansorena, el tríptico está dividido en dos compartimentos y muestra en su parte central a la Virgen con el Niño entronizada entre San Juan Baustista y San Antonio Abad. En las portezuelas laterales que lo protegen figuran San Bartolomé y San Jerónimo y, sobre ellos, el Arcángel San Gabriel y la Virgen de la Asunción. 

Según Ansorena, esta pintura de Reixach se relaciona estrechamente en su estilo con el "Tríptico de la Vrigen con el Niño" conservado en el Städelsches Kunstinstitut de Frankfurt am Main. Aunque este último tríptico se sitúa en un momento de producción más avanzado en la carrera de Reixach -considerado junto con Jacomart, como uno de los artistas decisivos en la incorporación del lenguaje flamenco a la pintura valenciana y de los primeros elementos propios del primer Renacimiento, es evidente la relación formal con la Virgen con el Niño entronizada y el San Jerónimo. 

Por su parte, el modelo de Cristo crucificado del Calvario es una constante en sus obras, así como el tipo de paisaje panorámico con ciudades, caminos, puentes y pequeñas figuras. 

Tríptico de la Virgen con el Niño atribuido a Joan Reixach

Compartir el artículo

stats