Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista
Ernesto Sevilla Director y actor

"He sido demasiado valiente e inconsciente al hacer la película de Camera Café"

Hablamos con el responsable de la adaptación al cine de la popular serie de televisión

Ernesto Sevilla, en el photocall del Muelle Uno de Málaga.

Ha dirigido series como 'Museo Coconut', 'Capítulo 0' o 'El vecino' pero ahora afronta su primera película en pantalla grande basándote en un programa de televisión conocido por todos como es 'Camera Café'. ¿Se lo ha complicado demasiado a sí mismo?

La verdad es que he sido demasiado valiente e inconsciente. Lo que más nos ha costado era decidir qué tipo de película iba a ser, porque la serie podría ser muchas películas y todas válidas. Lo que hemos hecho ha sido aprovechar esa línea absurda y surrealista que tenía el formato, muy de cómic, y llevarla a nuestro terreno para hacer una película de comedia de aventuras.

Hay muchos referentes en la película: Mel Brooks, Monty Python...

Y Adam McKay cuando hacía películas con Will Ferrell. Ahora se ha vuelto muy serio.

¿Ha gozado de libertad absoluta para dirigir 'Camera Café, la película'?

Arturo [Valls] además de buen actor es buen productor; él me hizo el encargo y me dio la libertad, aunque con directrices: los personajes no podíamos sacarlos demasiado de la oficina en un principio porque si no perdían la identidad ni tampoco podíamos decir a qué se dedican los personajes en esa oficina. Así que me pregunté: "¿Cómo voy a hacer una comedia de aventuras en una espacio tan reducido?". Por eso el surrealismo y lo absurdo se convirtieron en una herramienta muy útil.

Y todo eso sin descuidar la puesta en escena: se puede ven en pantalla donde se ha gastado el dinero.

Nos hemos tomado la molestia de hacer un producto bien diseñado. Queríamos hacer algo que mereciera la pena verlo en el cine, algo más espectacular, nada de algo rutinario y hecho para la televisión.

Cumplen dos décadas de trabajo los 'chanantes'. ¿Hay influencia de ese humor manchego y raro en su película?

Yo creo que sí, nos ha servido para reconstruir una historia de gente diferente en el interior de una oficina. Hemos encontrado un denominador común con la serie en nuestro estilo de humor manchego.

De los grandes directores se valora el riesgo. Aquí ha arriesgado humanizando al personaje de Jesús Quesada, descubriendo a Arturo Valls en su faceta de gran actor.

Yo siempre le digo que no interpreta, que se deja poseer. Y lo hace muy bien, él soporta todo el protagonismo de la historia. Nos recuerda mucho a ese tipo de actor de las películas de Marco Ferreri y Berlanga. Gracias a eso Jesús tiene más corazón que en la serie.

Y menudo reparto.

Me lo han puesto muy fácil, demasiado. Todos ellos han interpretado a sus personajes durante muchos años y en realidad apenas tenía que dirigirles.

Y Manuel Galiana está estupendo.

Fue una suerte trabajar con un clásico de la interpretación de nuestro país. Manuel tuvo que entrar en el proyecto así deprisa y corriendo porque hubo un pequeño percance con Luis Varela (que ahora está perfectamente) y tuvimos que llamar a Galiana. Y ya me gustaría tener a mí la energía que tiene Galiana.

Compartir el artículo

stats