Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Gurruchaga: "Yo iba para banquero, pero aposté por la Orquesta Mondragón"

La Orquesta Mondragón actúa este sábado en el Teatre Capitoli de Godella con 'Historias extraordinarias', dentro del festival Barnasants

Javier Gurruchaga en 'Historias extraordinarias'. Horacio B. Rivera

Javier Gurruchaga vuelve a la C. Valenciana con 'Historias extraordinarias', un espectáculo de la Orquesta Mondragón en homenaje a Edgar Alan Poe. El mítico artista participó el pasado mes de marzo en un concierto tributo a los Beatles en los Jardines de Viveros. "En València siempre hemos tenido muy buena acogida. La primera vez que actuamos fue en los 80 y desde entonces no hemos dejado de actuar aquí".

Ha regresado a la carretera pocos meses después del anuncio de la Medalla al Mérito en las Bellas Artes.

Sí, está siendo un momento ilusionante, sobre todo después de lo que hemos vivido durante la pandemia. Acabo de participar en una serie para Amazon, 'Historias para no dormir'. El episodio en el que participo se llama 'La Alarma', con el director Nacho Vigalondo. Me tomo la concesión de la medalla como un diploma del colegio (ríe). Me he acordado mucho de mis padres, especialmente de mi madre, que se empeñó en que estudiara música cuando era pequeño. Aunque ella hubiese preferido que tocase el acordeón, yo preferí el saxofón. Si tengo que dedicarle esta medalla a alguien es a mis padres, a Vicente y a Antonia. Mi madre me metió a cantar a los 7 años en el coro del colegio.

¿Supo desde siempre que quería dedicarse a la música?

Mi padre quería que trabajase en el banco, que era una cosa más segura. Empecé de botones a los 14 años. Cuando empezó a ir bien la Orquesta Mondragón me pedí una excedencia. Como ves, yo aseguraba hasta el final (ríe), para que no faltara el trabajo. Cuando empezaron las giras nacionales, los discos y la promoción di el paso definitivo por el sector de la música. A mi padre le hubiese hecho una ilusión grandísima que hubiese acabado como jefe de contabilidad en un banco. ¡Yo iba para banquero! Pero aposté por la orquesta.

En cambio, usted prefirió maquillarse y acabar siendo una figura rompedora en la España de la Transición.

Sí, lo que me tocó vivir.

En el espectáculo que lleva a Godella rinde homenaje a una de las figuras literarias que más le ha influido en su universo creativo.

Durante la pandemia nos ha dado a todos por pensar mucho, darle al coco. Yo he estado leyendo muchas cosas que no había leído, autores rusos, a Dickens, a Poe... He querido reflejar lo que me han aportado estas lecturas en 'Historias extraordinarias', donde conjugamos música, poesía y teatro. Pese a todo, el 80% del espectáculo son canciones de la Orquesta Mondragón, aunque también recito algunos versos de Poe.

Incluye una canción nueva.

Sí. Se titula 'No dispares más', en una clara referencia a la guerra de Ucrania. Es un llamamiento a la paz.

Hace año le vimos disfrazado de Trump en sus espectáculos. ¿Se pondrá ahora el atuendo de Putin?

No, que va. Quiero cantar en favor de la paz. Afortunadamente, ya no tenemos a Trump en la espera política. Pero esta vez quiero hacer hincapié en el pacifismo para concienciar a todo el mundo de la necesidad de que Ucrania tenga su propia entidad. Actualmente, hay unos 60 conflictos en el mundo. Quiero que el espectáculo sea un canto a la paz.

La Orquesta Mondragón pasó a la historia por transgredir sobre el escenario pese a la censura. ¿Cree que ahora hay menos predisposición por transgredir?

Creo que no hemos cambiado tanto. El carácter español no se cambia o se improvisa de la noche a la mañana. Lo que ha cambiado es el ambiente. Se mira más todo. Estamos viviendo una censura blanca que afecta directamente a los artistas. La falta de respecto y el linchamiento, como ocurre ahora en las redes sociales, ya estaba antes. Lo que pasa, es que ahora se deja por escrito.

¿Hubiésemos tenido la misma Orquesta Mondragón de haberse fundado en el siglo XXI?

No sé. Cuando empecé con la orquesta tenía 18 años. No te puedo decir si nos hubiésemos atrevido o no a hacer ciertas cosas, pero tengo claro que las referencias hubiesen sido las mismas. Eric Clapton, los Beatles, Tina Turnes o Aretha Franklin hubiesen seguido ahí. Sigo escuchando música clásica, rock o jazz.

¿Qué otros proyectos tiene en el horizonte?

Seguiremos de gira durante el verano. Tenemos también un viaje a México. Tengo varias canciones nuevas que me gustaría incluir con 'No dispares más' en un disco nuevo, pero ya veremos.

Compartir el artículo

stats