Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lección magistral de las ‘Titanas’ de la danza

Sol Picó vuelve a València con una producción de Les Arts que reflexiona sobre los cuerpos maduros junto a dos coreógrafas internacionales

Las artistas Natsuki, Sol Picó, JuditFarrés y Charlotta Öfverholm, ayer, en el Palau de les Arts. | MIGUEL LORENZO

Cuatro mujeres sabias, tres del mundo de la danza y una del mundo de la composición, se abrazan en «Titanas», la nueva producción del Palau de les Arts, que se estrenará en el Teatre Martí i Soler el próximo 18 de mayo. Se trata de un espectáculo que reflexiona sobre los cuerpos cuando llegan a la edad de 50, una etapa complicada para cualquier bailarín, pero aún más para una mujer. El proyecto fue iniciado por Sol Picó hace un año, cuando llamó a la coreógrafa y bailarina sueca Charlotta Öfverholm, a la catalana con una larga trayectoria en Francia Natsuki, y a la compositora Judit Farrés.

«Llevo prótesis por todo mi cuerpo, pero aún así, no puedo dejar de bailar. La danza lo es todo para nosotras, pero a pesar de nuestro deseo por subirnos al escenario, nuestros cuerpos cambian cada año. Hay muchas mujeres como nosotras, hay muchas titanas ahí fuera», explicó Öfverholm durante la presentación.

«Hay muy pocas mujeres de nuestra edad que continúen bailando. Esta producción va más allá de lo artístico, ya que es un encuentro humano», explicó Picó, que vuelve a València después de estrenar «Animal de sèquia» en el Teatro Principal. «Mi tierra es muy importante para mí, es parte de mi identidad», aseguró la bailarina, ya que aclaró que siempre intenta volver a la C. Valenciana para trabajar.

«La función es una especie de explosión muy curiosa. Somos mujeres con recorridos muy diferentes pero con mucho bagaje. Por eso, lo que hemos creado es infinito, orgánico, no va a dejar de cambiar», explicó la coreógrafa Natsuki, nacida en Girona pero con una consolidada carrera de 30 años en Francia.

Según explicó Pico, todas sabían sus nombres, pero no se habían encontrado nunca. «La primera vez que nos vimos fue en plena pandemia. Pese a que estábamos reticentes a entrar en contacto por el virus, a los 30 segundos estábamos abrazándonos», añadió Natsuki. «Fue muy íntimo y fraternal», explicó por otro lado la bailarina valenciana, que confesó que desde hace unos años apuesta por bailarines maduros. «Incorporo más bailarines maduros de lo que ‘permite’ la norma. Hay que cambiar las expectativas que el público tiene sobre la danza. Un bailarín maduro no puede hacer una contorsión pero puede hacerte otras cosas, hacerte sentir cosas diferentes», explicó Picó.

Una de las escenas de la pieza. l-emv

El papel del Cor

La producción contará con la música de la actriz de teatro y compositora Judit Farrés, que comenzó su creación desde la improvisación, sin partituras. «Comenzamos a improvisar y poco a poco se fue creando una estructura. Se trata de una creación conjunta, un pacto, que nos representa a cada una», explicó. Farrés dirigirá a 12 mujeres del Cor de la Generalitat que intervendrán en la producción. «Son magníficas. Tienen un papel clave en la función», aseguró la compositora.

Los recursos audiovisuales de «Titanas» son del artista polaco afincado en Francia Milosh Luczynski. Su videoarte se reproducirá en tres pantallas del Martí i Soler.

En total se ofrecerán cinco representaciones del 18 al 22 de mayo en Les Arts, además de una función en el Teatre Principal de Castelló el día 29 de este mismo mes.

Iglesias Noriega defendió la apuesta por la danza como capítulo imprescindible en la programación de Les Arts, que continuará en las próximas temporadas.

Tras las incursiones de Rosángeles Valls con Ananda Dansa, y de Marcos Morau con La Veronal, el director artístico ha destacado la importancia de presentar al público una oferta diversa, así como la puesta en marcha de nuevas producciones con las que dinamizar la actividad y acercar al centro cultural a los creadores de referencia de la Comunitat Valenciana.

«Titanas» se representará también fuera de la C. Valenciana. Por ahora, está confirmada su participación en el festival Temporada Alta de Cataluña, el Mercat de les Flors de Barcelona y también en Madrid. Queda por determinar la participación del Cor de la Generalitat en estas funciones a causa de cuestiones «logísticas» y de «calendario».

La coreógrafa alcoyana Sol Picó ganó el Premio Nacional de Danza en 2016 y cuenta con 10 Premios Max. Algunas de sus últimas producciones han reflexionado sobre el papel de la mujer en la sociedad. Ejemplo de ello es «WW (We Women)» o «Només son dones», con Míriam Iscla o Maika Makovski.

Compartir el artículo

stats