Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Wozzeck" y el placer de asomarse al abismo

El último estreno de la temporada en Les Arts supone, según su director, un "acontecimiento cultural" para la Comunitat Valenciana

Andreas Kriegenburg y James Gaffigan han presentado "Wozzeck" en Les Arts. © Miguel Lorenzo

"Cualquier teatro de opera moderno y con proyección internacional está obligado a programar una obra maestra como Wozzeck" o "yo sería un mal director si no programara Wozzeck". Así de contundente se ha mostrado esta mañana Jesús iglesias Noriega, responsable artístico del Palau de les Arts, en la presentación de la producción con la que el auditorio valenciano cierra su temporada. Una obra, la de Alban Berg, "difícil y arriesgada" pero que "merece" el esfuerzo del público ya que constituye, según Iglesias, un "acontecimiento cultural" para la Comunitat Valenciana comparable a una retrospectiva de Kandinski o la exhibición del “Guernica”.

Para la presentación de esta producción de la Bayerische Staatsoper y el New National Theatre de Tokio que se estrenará el próximo 26 de mayo en Les Arts, Iglesias estuvo acompañado por el director de escena alemán Andreas Kriegenburg, y el director titular de la Orquestra de la Comunitat Valenciana, James Gaffigan.

Tras dirigir a la formación titular de la Generalitat con el Réquiem de Mozart, Gaffigan puede debutar por fin dirigiendo una ópera en el auditorio valenciano. Lo hace, según ha señalado, con una de las «propuestas más impresionantes y emotivas que he hecho nunca», obra de un compositor, Alban Berg, que el director norteamericano no dudó en poner «a la misma altura» que Mozart o Bach.

Gaffigan reconoció que la primera vez que tanto él como los músicos de la OCV se enfrentaron a la partitura de Wozzeck tuvieron una sensación parecida al «shock» ya que resulta incluso una composición «intimidante». «Pero conforme la vas conociendo te vas dando cuenta de que es una música muy natural» ya que Berg «componía de forma muy novedosa pero usaba formas que ya se conocían antes». Hacía, aseguró Gaffigan, una música «más humana y cercana» que la de otros contemporáneos suyos de la conocida como Segunda Escuela Vienesa como Anton Webern.

La pasarela del Palau de les Arts se convierte en un 'after'

La pasarela del Palau de les Arts se convierte en un 'after' Carla Melchor

«La gente se sorprenderá de lo fácil que resultar de escuchar y seguir esta historia -ha concluido-. Es una historia muy humana en la que todos encontraremos muchas puntos en común. Una obra maestra, tremenda».

Una ópera «violenta»

También Andreas Kriegenburg insitió en la humanidad y contemporaneidad de este Wozzeck para el que en 2008 ideó una puesta en escena tan arriesgada como espectacular que llega ahora a Les Arts. «Para mí supuso un paso importante en mi vida porque con esta obra la ópera asumió el papel de tener también una responsabilidad social», explicó Kriegenburg.

«Muchas veces la ópera es un lugar de disfrute de placer y de asombro antes grandes voces o grandes interpretaciones de orquesta. Y muchas veces el espectador va con la expectativa de encontrar ese placer», explicó el director de escena alemán. «En cambio Wozzeck -advirtió a continuación -, es una ópera que por su violencia no se presta al placer». O todo caso, sí lo hace, pero al placer de asomarse al «abismo» en el que vive el humilde soldado Wozzeck.

El tema central de la obra de Berg es «la dimensión violenta de la pobreza» y su intención es mostrarnos la pobreza como una «cárcel para el ser humano», indicó Kriegenburg para defender a continuación que el «Arte en mayúsculas» también «puede asustarnos y provocarnos pesadillas». Sin embargo, en esta producción su director de escena ha intentado encontrar también un camino que desde la violencia de la historia lleva a «una opulencia sensual que facilite al espectador acompañar» a los protagonistas.

Con 90 músicos en el foso, más otros en la escena, además del Cor de la Generalitat y el de la Escolanía de la Mare de Déu, Wozzeck supone «un desafío musical y escénico», confirmó Iglesias. «Desde que te sientas en la butaca hasta el último acorde te engancha por la historia, la música y la fuerza visual, todo está pensado para hacer más fácil ese viaje», señaló el director artístico de Les Arts. 

Además, la ópera valenciana ha reunido un elenco de prestigiosas voces del repertorio alemán y reputados intérpretes de Wozzeck para abordar la representación de la obra.

Peter Mattei interpreta a Wozzeck en su primera incursión en Les Arts. El cotizado barítono sueco, desde su aplaudido debut del papel en el Metropolitan de Nueva York, se erige como el intérprete de referencia tanto en el plano vocal como en el escénico del atormentado soldado.

Tras su reciente éxito en la Ópera de París con esta ópera, la soprano holandesa Eva-Maria Westbroek encarna a Marie. Se trata, además, del reencuentro del público valenciano con una de las grandes divas wagnerianas del panorama actual 13 años después de la aplaudida Sieglinde en ‘Die Walküre’.

El británico Christopher Ventris, uno de los tenores heroicos de referencia, y que los aficionados en València recordarán por su Parsifal con Lorin Maazel, canta el rol de Tambor Mayor. El bajo-barítono alemán Franz Hawlata (Doctor) y el tenor alemán Andreas Konrad (Capitán) conforman el elenco principal.

Tansel Akzeybek (Andrés), Patrick Guetti (Primer aprendiz), Yuriy Hadzetskyy (Segundo aprendiz), Joel Williams (Un loco), Alexandra Ionis (Mararet) y Jorge Franco (Un soldado) completan el reparto.

Les Arts ha programado ‘Wozzeck’ los días 26, 29 y 31 de mayo, y 3 y 5 de junio.

Preestreno con DJ

Asimismo, Jesús Iglesias Noriega ha recordado que con motivo del estreno de ‘Wozzeck’ en València, Les Arts propone una experiencia diferente para la ‘Preestrena fins a 28’ del próximo 23 de mayo, en la que el público, además de la representación, podrá disfrutar de una completa velada con DJ y servicio de restauración hasta las 23.00 h.

Después de la función de ‘Wozzeck’, Les Arts convertirá la Pasarela en una auténtica pista de baile inspirada en la estética de la impactante y vanguardista producción de esta ópera, que ha supuesto uno de los mayores desafíos técnicos y artísticos en la historia del teatro.

Las entradas para ‘Preestrena fins a 28’, reservada exclusivamente para menores de 29 años, tienen un precio único de 10 euros.

Compartir el artículo

stats