El Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) renovará su convenio con el Ayuntamiento de Alcoi y la Fundación Caja Mediterráneo para que el Centre d’Art d’Alcoi (CADA) funcione como subsede del museo valenciano durante cuatro años más. Es decir, hasta 2026

De esta forma, según han destacado fuentes del instituto autonómico, la Generalitat «impulsa» su agenda de «territorializar» la Cultura en toda la Comunitat Valenciana. La decisión se llevará al Consejo Rector del IVAM el próximo 30 de junio ya que el actual convenio, firmado en 2018, está vigente hasta septiembre de este año.

Hace cuatro años el pleno del Consell aprobó la colaboración entre el IVAM, el ayuntamiento y la Fundación Caja Mediterráneo con el fin de determinar el régimen de rehabilitación, gestión, equipamiento, mantenimiento, uso y explotación del CADA como subsede del centro museístico.

Desde entonces la fundación, como propietaria del edificio histórico de Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Alcoi gestiona la planta baja del edificio mientras que el uso de la primera planta corresponderá al IVAM, que no obstante puede usar los espacios de la planta baja para exposiciones temporales.

El IVAM, por su parte, asumía la dirección y la gestión museística de la primera planta y realizará actividades propias de una subsede del IVAM en Alcoi organizando exposiciones temporales y otras basadas en la colección propias, así como una programación de actividades culturales y un ambicioso proyecto de difusión y promoción de los creadores y protagonistas culturales de la comarca.

La próxima exposición del IVAM en el CADA será «Un contínuum común indefinidamente liso», dedicada a las «proyecciones sobre la contemporaneidad en la colección del IVAM». Esta propuesta curatorial se adentra en la Colección del IVAM para proyectar otras miradas hacia lo contemporáneo. Y lo hace invitando al espectador a abordar las piezas desde una perspectiva más amplia y compleja, una nueva óptica que deja la puerta abierta a las posibles conexiones e interpretaciones que puedan surgir en este espacio de la exposición.

Comisariada por Elena Guijarro, este proyecto utiliza las piezas como un hilo conductor necesario para reflexionar sobre diversos temas, como la naturaleza cambiante de la institución museística, el papel del artista y su identidad, o las anticipaciones de diversos movimientos que cambiaron nuestras respuestas ante el arte. Y lo hace por medio de diferentes lenguajes artísticos que nos acercan un poco más a ese concepto de lo que entendemos por contemporaneidad.