Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

Izal: "Es momento de dar por terminado este proceso que tantísimas alegrías nos ha dado"

Mikel Izal y Alejandro Jordá hablan de los motivos de su disolución y sus planes de futuro y analizan lo que han significado los festivales de verano a lo largo de su trayectoria

Los integrantes del grupo Izal. Raquel López

Última oportunidad para ver y escuchar en directo a uno de los grupos que han marcado la música española de los últimos años. Izal, que ha anunciado su disolución para este 2022, actúa este viernes en el Mallorca Live.

¿Qué le pide un grupo como Izal a los festivales en los que decide participar y qué significado han tenido a lo largo de su trayectoria? 

Mikel Izal: Los festivales fueron sin duda nuestro gran escaparate. Nos encantó "crecer en directo", sobre todo en los años 2013-2014, donde casi nadie nos conocía y muchísima gente nos vio por primera vez en un festival y luego empezaron a hablar de nosotros. Fue muy romántica esa manera de darnos a conocer. Muy democrática, sin atajos, simplemente tocando en un escenario y gustando (o no) a las personas que teníamos enfrente. Eso generó un boca a boca del que nos sentimos orgullosos y afortunados. A un festival le pedimos sobre todo respeto hacia el público, con la infraestructura necesaria para que todo el mundo disfrute de la experiencia como se merece.

En los últimos años se han multiplicado los festivales por la geografía nacional. ¿Qué pros y qué contras encuentran en estas citas?

Mikel: Son muy diferentes a nuestros conciertos en solitario, el tiempo es limitado, la infraestructura que puedes montar en el escenario no tiene mucho que ver con tu concierto por motivos de tiempos, tienes que montar justo después de que toque otro grupo, es todo más reducido y hay que optimizarlo todo. Por contra, la energía del público es bonita, están de fiesta, felices, hay un ambiente muy positivo por lo general y además público de todo tipo, no solo tus incondicionales y eso nos gusta. Nos sigue ilusionando que alguien nos descubra. Incluso intentar hacerles cambiar de opinión viéndonos en directo si no venían nada convencidos.

¿Qué han preparado para Mallorca?

Alejandro: Tenemos preparado un repertorio que resume bien nuestra trayectoria y que enseña lo que hacemos de forma más extensa en nuestros conciertos propios.

Actúan este viernes, entre las 00.30 y las 02.00, entre C. Tangana y Goose. ¿Se sienten a gusto entre esos dos grandes nombres?, ¿con cuál de esas dos propuestas musicales se sienten más afines?

Mikel: La verdad es que estamos lejos a nivel musical de dichas propuestas, pero eso es lo bonito de un festival, la variedad, aunque a veces brille por su ausencia en algunos carteles. En este caso nos encanta que la gente pueda disfrutar de los contrastes y de ver propuestas muy diferentes entre sí. ¡Lo pasaremos bien!

¿Qué les ha llevado a decidir hacer un parón indefinido tras el verano?

Mikel: Han sido 12 años y cinco álbumes de tal intensidad que se sienten como el doble. Con sus cosas buenas y sus cosas menos buenas. Era momento de dar por terminado este proceso que tantísimas alegrías nos ha dado.

¿Qué harán a partir de otoño?

Mikel: Cada uno buscará nuevas ilusiones y la manera que a cada uno le nazca de dentro para intentar ser felices. Lo bonito es terminar unos años tan intensos deseándole lo mejor a tus amigos.

¿Qué sentimientos les invaden en estos últimos conciertos que están ofreciendo?

Mikel: Hay desde luego una emoción extra, unas ganas enormes de saborear cada uno de estos últimos conciertos, y también es bonito eso para el público, disfrutar del final siendo conscientes de ello. Creímos que no era justo que no conocieran nuestros planes.

¿Cómo han reaccionado sus seguidores, esos que siempre han sido fieles al grupo?

Mikel: Pues la verdad es que ha habido un cariño extraordinario. Pena y nostalgia, claro está, pero desde el respeto a nuestra decisión. Ha sido muy bonita la respuesta de las personas que nos han acompañado todos estos años.

"No estamos hechos para un trayecto sin cambiar de dirección", cantan en 'Inercia'. ¿Llevaban mucho tiempo meditando este punto y aparte?

Mikel: Sí, muchos meses atrás ya hablamos de esta situación, desde la calma y la tranquilidad. Es algo que no ha sido puntual o abrupto. Esto también ha sido un proceso.

¿Qué 'Fotografías', qué momentos conservan en sus retinas desde que Izal irrumpió en la escena?

Alejandro: Tenemos la suerte de guardar muchísimas fotografías. Hemos llegado donde estamos sin saltarnos un solo paso y eso hace que guardemos momentos en los que nadie venía a vernos porque no nos conocían, salas pequeñas llenas y escenarios algo más grandes. Bonitos recuerdos y aprendizajes que hacen que valoremos mucho lo que tenemos ahora.

¿Qué les ha enseñado un disco como 'Hogar'?

Mikel: A no tener miedo. A arriesgar a favor de emocionarnos, sin que nos importe el qué dirán, en ningún sentido.

Compartir el artículo

stats