Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«El mejor legado de Teresa Berganza es afrontar la música con respeto»

La mezzosoprano Nancy Fabiola Herrera rinde hoy homenaje a la cantante con la Orquesta de València y el director Pablo Heras Casado

La mezzosoprano Nancy Fabiola Herrera. Shirin Tinati

Hay quienes consideran a Nancy Fabiola Herrera como «la heredera de Teresa Berganza», así que nadie mejor que ella para homenajear a la mezzosoprano fallecida el pasado mes de mayo. Herrera (Caracas, 1968) actúa hoy junto a la Orquesta de València y bajo la batuta de Pablo Heras Casado en el Teatro Principal, en el que será el último concierto de abono del Palau de la Música y que estará dedicado a Berganza. Sonarán composiciones de Matilde Salvador, Eduard Toldrà y Piotr Ilich Chaikovski.

«Va a ser un concierto muy bonito, además es la primera vez que afronto canciones de Matilde Salvador y lo cierto es que me ha sorprendido. Y trabajar con Pablo [Heras Casado] es un lujo, y lo mismo con la Orquesta de València, que la quiero y admiro», se deshace en halagos la mezzosoprano criada en Canarias.

El recuerdo de la gran dama de la lírica estará presente durante todo el recital. «Teresa [Berganza] se merece todos los homenajes, era una mujer increíble, una inspiración y referente. Cuando se marcha alguien que ha dejado una huella tan grande es una pena», dice la mezzosoprano, quien se muestra «agradecida por su arte y su persona y porque llevó nuestra música a todos lados y la dio a conocer».

«Teresa era un volcán»

Herrera recuerda que Berganza era una mujer «vital, un volcán, con mucha personalidad y un sentido del humor increíble. Era una mujer muy comprometida con su carrera. Abordaba la música con una gran seriedad y compromiso, y dejó un sello muy especial. Tenía una de las cosas más importantes en esta profesión y que es dejar esa huella única», sostiene.

Para la mezzosoprano canaria el mejor legado de Teresa Berganza es que «la música hay que afrontarla con respeto, respetando lo que el compositor quería, y cuando se trabaja bien se aporta excelencia. El resultado de su trabajo se veía y no te dejaba indiferente. Era una gran comunicadora», añade.

Además, no duda en asegurar que «ha dejado grandes grabaciones de referencia; ha sido un referente en la música española y un exponente de nuestro patrimonio musical en el mundo».

Sobre quienes le llaman «heredera de Berganza» no puede más que sentirse «halagada». «Le tenía una admiración infinita y si consideran que yo he tomado su relevo me siento muy honrada. Comparto mucho su pensamiento y forma de afrontar la música».

De la obra de Matilde Salvador, que aborda por primera vez, dice que «es una obra muy bonita, llena de sutileza. Hay obras que parecen simples pero solo en apariencia porque dentro están llenas de complejidad. Matilde Salvador decide exponer esta sensibilidad femenina, pero que tiene complejidad. Me han gustado esos colores instrumentales al escuchar la orquestación. Estoy fascinada por su riqueza de matices».

En esta línea, aplaude que el repertorio del concierto de hoy aborde la obra de una mujer. «Me encanta que se dé a conocer la obra de compositoras», asevera.

Junto a ella, sobre el escenario, estará la Orquesta de València, a la que conoce bien, y el director granadino Pablo Heras Casado, quien, según Herrera, tampoco había abordado aún las obras de Matilde Salvador. De la formación del Palau de la Música solo tiene buenas palabras. «La he encontrado divina. Es como volver a casa y encontrarte con amigos artistas para hacer música». Con Heras Casado también parece sentirse cómoda. «Entre los dos le hemos dado forma y matices» a la obra de Salvador. «Me encanta este tipo de trabajo, cuando hay creación», concluye.

Toldrà, Salvador y Chaikovski

El público que asista hoy al concierto en el Teatro Principal podrá escuchar las obras instrumentales «Costa Brava», «Nocturno» y «Velas y reflejos» de Vistes al mar, de Eduard Toldrà.

De Matilde Salvador sonarán las canciones «Nana del mar» y «Desvelo del mar», de Canciones de nana y desvelo; «Yo en el fondo del mar», «La señora Luna» y «La loba», de Tres nanas; «Balada», de Voces de otra orilla; «Presentimiento», de Cancionero de la enamorada, y «Tú entre los lirios aquellos» y «Valenciana», de Seis canciones españolas.

Para acabar, la sinfonía nº 6 «Patética» de Chaikovski -obra maestra del compositor ruso y su última partitura sinfónica- cerrará el programa.

Compartir el artículo

stats