Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La losa abandonada de Borso di Carminati

Tras ganar a los carlistas en la Batalla de Chiva de 1837, se casó en La Hoya, donde nació su único hijo

La losa abandonada de Borso di Carminati | DANIEL TORTAJADA

Los muertos no mienten. El estudio de las necrópolis resulta imprescindible para conocer la historia, como las pirámides, esos grandes monumentos funerarios egipcios que desvelan como fue la civilización antigua.

Consuelo Trasobares Serrano es autora del libro Cementerio de Buñol. Necrópolis de símbolos laicos, políticos y religiosos» (IEC de la Hoya de Buñol-Chiva, 2014), un trabajo único sobre uno de los primeros camposantos civiles valencianos, donde recibían sepultura los masones. De hecho, en el que fue el antiguo cementerio civil se erige la pirámide ‘El Derecho Humano’.

La losa abandonada de Borso di Carminati | DANIEL TORTAJADA

«La R.L. el Alba de Levante instaló este monolito en memoria de las masonas y los masones que lucharon por la libertad, igualdad y la fraternidad», reza la placa de la pirámide, a la que todavía acuden una vez al año un grupo de masones a rendir homenaje.

Entre lápidas liberales, republicanas y comunistas, y mientras analizaba simbología política, civil y religiosa de las tumbas, Trasobares dio con la lápida del mariscal Cayetano Borso di Carminati, el fundador de una saga que se instaló en Buñol y cuyo nieto, el arquitecto racionalista del mismo nombre ideó edificios icónicos de València como el Barrachina de la plaza del Ayuntamiento o la fábrica Bombas Gens.

Tumba descuidada

Entrando al cementerio de Buñol, a la derecha y en la misma pared, hay una lápida muy deteriorada, donde aparece el escudo de armas de Borso di Carminati y alegorías de su pasado militar. «Aquí yacen los restos mortales del Exmo Sr. D. Cayetano Borsso Di Carminati natural de Málaga Caballero Gran Cruz de las Reales Ordenes de Ysabel la Católica y Militar de San Fernando de la Tercera y Primera Clase de... Muerto el 11 de Octubre de 1841. Su desconsolada esposa e hijo… este monumento en su memoria…».

La losa abandonada de Borso di Carminati

La vida de Cayetano Borso di Carminati es de película. Nació en Málaga el 6 de junio de 1797, de padres genoveses. Siempre se consideró italiano y allí ingresó en la carrera militar, participando en los alzamientos por la reunificación italiana. Llegó a Tarragona en 1821, para luchar contra los absolutistas catalanes. Participó en la revuelta de las Tres Jornadas de julio de París, que acabaron con la monarquía de Carlos X. Luego embarcó a las Azores, para restablecer los derechos de Pedro I en el trono de Portugal, en la guerra civil entre absolutistas y liberales. En 1836 entró en España con una brigada portuguesa para combatir a los carlistas.

Y participó en una de las grandes derrotas a los carlistas Cabrera y Forcadell, en la Batalla de Chiva del 15 de julio de 1837. Por esa victoria recibió la Cruz de San Fernando y ese es el origen de la relación del mariscal Borso di Carminati con la Hoya de Buñol- Chiva. En 1841 fue fusilado en Zaragoza por conspirar en contra de Espartero.

La losa abandonada de Borso di Carminati joan-carles martí. valència

Descendencia

Cuatro años antes de su muerte se casó con la catalana Rafaela Anzano y Parreño. Del matrimonio nació su único hijo en 1841, Emilio Borso Di Carminati, político, diplomático, abogado y escritor que se afincó en Buñol.

La lápida estuvo antes en el antiguo cementerio de Buñol, en la loma de La Violeta hasta 1886, donde precisamente en una casa de ese paraje los descendientes de Borso estuvieron veraneando hasta los años 70, y donde sus restos continúan porque todo indica que lo único que se trasladó al nuevo camposanto del Maset (tiene 130 años) fue la lápida.

Consuelo Trasobares sabe que al arte funerario de la necrópolis de Buñol trasciende a la lápida de Borso di Carminati. Su determinante atención y dedicación al estudio de sus sepulturas, con toda la información vivida que contienen, merecería algo más de interés municipal.

Dos ejemplos de las numerosas sepulturas con elementos singulares, arriba el reloj que marca la hora del día de la muerte; y abajo el símbolo masón del triángulo y el compás. F

Consuelo Trasobares y Manel Pastor, del IEC La Hoya de Buñol-Chiva, junto a la tumba de Borso de Carminati y su imagen ampliada.

Compartir el artículo

stats