Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un Medusa de 24 horas al día

Los ‘meduseros’ admiten que la diversión está garantizada

Un Medusa de 24 horas al día | JOAN R.GIMENO

Medusa Festival es más que música. Innumerables expresiones artísticas, vivencias inmersivas y mucho folclore sorprenden al público durante los cinco días del asombroso ‘Circus of Madness’.

Un Medusa de 24 horas al día | ARTURO IRANZO

Cruzar las puertas de Medusa Festival es adentrarse en un mundo lleno de encanto en el que se hace inevitable sacar al niño que todos llevamos dentro. Pasear por el recinto llevará al público a descubrir juegos y entretenimiento en cada rincón. Un universo mágico en el que nada impedirá coleccionar momentos especiales entre carromatos y camiones circenses, luces, trapecios y atracciones de los fantásticos Circo Raluy y Circo Kaos.

Un Medusa de 24 horas al día | JOAN R. GIMENO

La entrada al ‘Circus of Madnness’ del Medusa significa acceder a otra dimensión, como reconocen los participantes en estos dos días de preparty, es una diversión garantizada desde primeras horas de la mañana.

«La mente en la playa»

«Medusa festival ofrece actividades en todo momento. Uno de los atractivos que nos hizo coger la zona de acampada fue la proximidad del mar, así cómo despertamos cada día con la mente puesta en la playa», contaba Luis de Madrid, de 36 años.

En la propia zona de acampada se puede disfrutar de un estupendo desayuno que permite recuperar las fuerzas que se usaron en la jornada anterior y de esta manera poder enfilar un nuevo día. Un festival de estas características son muchas horas de ajetreo y continuo movimiento, de un lado para otro, con lo que es importante comer bien , pero sobre todo estar bien hidratado.

Inés de Salamanca y de 26 años, es la primera vez que acude al Medusa, pero no es su primer festival. «La noche de ayer fue larga y nos levantamos tarde esta mañana. Después del desayuno y sin pensarlo mucho nos hemos ido hasta la playa para poder disfrutar de las aguas tranquilas del mar en Cullera. Después de la playa una refrescante ducha al llegar a la zona de acampada para después poder comer y descansar un poco y de esa forma lanzarnos con energía al preparty que se organiza en el Medusa Beach».

Uno de los asiduos del Medusa es Rubén, que se acercaba desde Rafelbunyol, y que con tan solo 23 años ya se puede decir que es una especialista en festivales. «Venimos a pasarlo bien y a disfrutar y no dejamos pasar un solo minuto sin estar de fiesta. Ayer estuvimos en la preparty hasta el cierre y hoy nos hemos levantado tarde para descansar un poco y ya estar listos después de comer para empezar de nuevo la fiesta a las 4 de la tarde».

«Buena organización»

Otra de las jóvenes festivaleras y también debutante es Andrea, de 24 años, quien ha llegado desde Palencia en coche particular. «Nunca había estado en este festival, aunque si en otros y me ha sorprendido sobre todo por la buena organización y la limpieza. La verdad es que la mañana del jueves la hemos aprovechado para ir a comprar porque ayer nos acostamos tarde y hemos querido aprovechar el tiempo de este jueves. Después de un buen desayuno, comprar, conocer a la gente de las tiendas de campaña de alrededor, comer y rápidamente meternos dentro del bullicio de la fiesta que hay en el Medusa Beach».

El arte fallero también fascina a los asistentes con una espectacular muestra de «ninots» firmada por los artistas valencianos Jorge Gil, Salvador Bañuls, Néstor Ruiz, Noel Hervás y Manolo García. Este último es el autor del escenario principal, una majestuosa obra de 80 metros de largo y 30 de alto que a nadie está dejándole indiferente.

un festival que no para. El Medusa tiene música y actividades durante el día y la noche. 1 Una de las primeras ‘preparty’ del miércoles. F

2 Un grupo de ‘meduseros’, ayer por la tarde. F

3 Andrea de Palencia, que viene por primera vez, ayer en el Medusa Beach. F

Compartir el artículo

stats