Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Caitlin Moran, escritora: "Los jóvenes necesitan pornofeminismo gratis"

"Isabel II mostró que no solo pueden ser poderosos los hombres ricos blancos, sino también una mujer joven o cuatro chicos de Liverpool", señala la también periodista

La británica Caitlin Moran, ayer en el ‘photocall’ del festival literario, que se ha celebrado durante tres días en el hotel InnSide Calvià Beach. FLEM

La escritora y periodista británica Caitlin Moran, que alcanzó el éxito con la biografía feminista 'Cómo ser mujer', publica en España 'Más que una mujer' (Anagrama) y acaba de terminar un libro para ayudar a los hombres a expresar sus sentimientos. Este domingo habló de sexo en Palma y firmó cientos de ejemplares a sus seguidoras.

¿Había estado en Magaluf?

No. La reputación de Magaluf en Inglaterra es que aquí vienen de vacaciones los peores ingleses, se emborrachan a tope y después follan en la playa. Por eso quería conocerlo, ja, ja.

Si sus hijas le dicen que van a venir, ¿qué les recomendaría?

Ya he hablado con ellas y les he dicho: "¡Os encantará!". El sábado me pasé dos horas en el mar nadando y fue maravilloso. Si yo puedo estar haciendo eso mientras mis hijas tienen sexo, entonces todas felices.

Magaluf tiene muchos clubes de striptease, no los cabarets que defiende en su primer libro.

Los he visto. Esto siempre me entristece porque básicamente son zoos de chicas. El cabaret es más femenino, empodera a las mujeres y va dirigido a lesbianas y hombres gay, mientras que los clubes son para heterosexuales y es otra historia. Además, tienen una comida horrorosa. He estado en uno y lo he comprobado. Dos consejos en la vida: nunca comas la comida de un table dance y no acudas a una fiesta en un barco, porque te quedas atrapada y no puedes volver a casa.

Aquí también hay muchas party boats.

Vaya.

En 'Cómo ser mujer' afirmaba que el feminismo estaba en un punto muerto. Después llegó el movimiento Me Too. ¿Cuál es el siguiente paso?

Se ha vuelto emocionante en los últimos años y estamos en un punto álgido. Uno de los motivos por los que me gusta el Me Too es que precisamente resume qué es el feminismo. No son feministas profesionales con todas las ideas y que pueden escribir la biblia del feminismo para decir cuál es el correcto, sino que son mujeres normales de todo el mundo. Es un movimiento que empezó con el hashtag #metoo y a partir de ahí millones de mujeres encontraron una manera de contar su verdad. Eso permitió que los hombres se dieran cuenta de lo que viven las mujeres, de que todas han sido acosadas de alguna manera o han sido incluso violadas. Y nosotras respondemos: "pues sí, chaval, por eso tenemos tanto miedo y estamos tan hartas".

¿Qué hay que hacer ahora?

Necesitamos que los hombres se enteren de que nos pueden ayudar en el feminismo. Muchas veces las feministas han sido las peores enemigas de ellas mismas cuando dicen que los hombres no pueden ser feministas. Esto confunde el objetivo. Yo quiero llegar al día en que el feminismo deje de existir porque ha hecho su labor y todo el mundo crea en la igualdad de géneros. Espero que mis nietas no sepan qué es el feminismo, aunque solo puede ocurrir si todos creemos en él y para eso necesitamos unir a los hombres. El feminismo es como un virus bueno, el coronavirus sexy y con rock and roll. Quiero estornudar y que el virus llegue a todo el mundo, ya que es la única manera de que funcione.

¿Cómo se pueden sumar?

Tenemos que explicarles que el feminismo es bueno para ellos. La segunda causa de muerte en Europa entre los hombres es el suicidio, es decir, personas que no pueden manifestar su dolor porque no tienen habilidades y mueren por eso. Es desesperante y no deberíamos dejar que los chavales crean que es más fácil suicidarse que poder explicar cómo se sienten. Nosotras somos expertas en hablar de nuestras emociones y yo quiero ayudar también a los hombres. De esto trata mi próximo libro.

¿El que se titula 'Feminismo básico para hombres'?

Sí. Lo he acabado de escribir esta semana. Trata sobre cómo inventar el feminismo para ellos. Necesitan ayuda. Cuando entras en una librería, hay una sección llamada Mujeres, pero no hay ninguna que diga Hombres. Les tenemos que empezar a enseñar nuestras habilidades, porque no escriben sobre sus problemas o emociones ni hablan entre ellos de eso, al contrario que nosotras, que siempre lo hacemos.

Palahniuk lo comentó en su conferencia y dijo que por eso no necesitamos un club de la lucha.

¡Oh! Me hubiese encantado conocerle. Le escribiré un correo y nos haremos amigos.

¿Cómo ha vivido el funeral de la reina Isabel II?

Soy periodista y entrevisté a gente que estaba haciendo cola durante 24 horas. Me sorprendió que sobre todo eran mujeres y, cuando estaban frente al ataúd, soplaban para enviarle un beso y decían "gracias". Miles y miles de mujeres hacían lo mismo y yo, que no soy monárquica, pensé: aquí está pasando algo.

¿Qué?

En 1952, cuando ella llegó al trono, no había liberación de la mujer ni feminismo, sino que era una época en que los poderosos del mundo eran todos hombres. Y de repente, esta mujer joven, guapa, con sus labios pintados, vestidos y un bebé, se convierte en la mujer más poderosa. Fue un cambio radical y creo que influyó en miles de mujeres y en que se produjese una revolución cultural en Inglaterra en los años 60. Hizo ver que hay otras personas que pueden ser poderosas, no solo los hombres blancos ricos, también cuatro jóvenes de Liverpool de clase obrera o una mujer joven.

En la isla se está rodando la sexta temporada de 'The Crown.' ¿Ha cambiado la visión de la monarquía en Gran Bretaña?

No, porque ya nos lo sabemos todo. Nos quejamos de que es corta, hay muchas más historias que se podrían contar y acabará antes de las acusaciones contra el príncipe Andrés de acoso sexual. ¡Queremos más, queremos ver al príncipe Andrés en la picota!

¿El guion de la película que escribe sobre pornografía es un documental o es ficción?

Se basa en una historia real en Inglaterra de un grupo de madres que, al comprobar horrorizadas el tipo de pornografía que ven sus hijos adolescentes, deciden hacer una película pornofeminista para que sus hijos tuvieran un porno de calidad. La pornografía actual te enseña solamente una parte y para que sea útil tenemos que mostrar todo: gente real follando, diferente tipo de sexo, escenas amables, no violentas. Eso no lo tienes actualmente en internet, excepto si pagas por pornografía feminista, y no hay ningún chaval que vaya a hacerlo. Casi siempre todo esto se reduce al dinero, por lo que los jóvenes necesitan tener pornofeminismo gratis.

¿Qué ven ahora?

Todos los chicos adolescentes miran el porno en internet y la mayoría de las chicas también, y de ahí sacan su idea del sexo. El problema es que se piensan que es formativo, que es el sexo real, pero esa pornografía no es sexo. Y además no se dan cuenta de que el porno les está mirando a ellos, es decir, que lo que estás viendo durante años se acaba convirtiendo en tu imaginación sexual y es lo que provocará que te corras el resto de tu vida. Y si lo que miras es violencia, abuso o algo desagradable, seguramente no encontrarás a nadie que lo quiera hacer contigo y lo único que tendrás será la pornografía. Ahí está el negocio, en conseguir tu adicción para que este sea el único espacio donde encuentres tu liberación sexual. Durante la investigación que he realizado, muchos adictos afirman que al tener sexo con una mujer, no la pueden mirar a los ojos porque les parece demasiado intenso, ya que normalmente lo que miran es una pantalla al masturbarse. He hecho entrevistas brutales con chicos que me han contado que los algoritmos de internet les ofrecen imágenes cada vez más extremas y no ven la violencia. Las adolescentes que miran eso están aterrorizadas y dicen que no quieren tener sexo porque les da miedo que les hagan daño.

Dice que la masturbación es un acto político. ¿Por qué?

Porque si las adolescentes no se masturban, la primera vez que tengan una experiencia sexual con un hombre puede que sea él quien le enseñe, y los hombres no son precisamente expertos en mujeres. Una de las cosas que me encanta de ser heterosexual es que los hombres son muy fáciles. El sexo de la mujer es mucho más complejo y cada una es distinta, por lo que necesitas conocerte para explicarle a los hombres lo que te gusta y la única manera es masturbándote. Cuando el sexo no funciona, nadie lo disfruta y al final las mujeres no se quedarán embarazadas y llegará el fin de la especie humana. Por eso es un acto político y, además, es gratis, no engorda y te relaja.

Compartir el artículo

stats