Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xavier Giner: "Necesitamos un museo valenciano del Diseño"

Primer número de la revista del Arxiu. Levante-EMV

«Crearemos el Museo del Diseño de la Comunitat Valenciana, que sirva de sede para el Archivo del Diseño de la Comunitat Valenciana». Estas palabras están extraídas, sin tocar una sola coma, del sexto punto sobre el área de Cultura del programa electoral con el que el PSPV concurrió a las elecciones autonómicas de 2019. Ese museo actuaría «como centro de investigación, catalogación y conservación de fondos, y que afiance la identidad del diseño valenciano. Tanto el archivo como el museo permitirán poner en valor la trayectoria de los creativos, que nos ha llevado a liderar en la actualidad el diseño en España», continúa el texto. Mientras que el Arxiu ya es una realidad, la creación del museo aún aguarda en el cajón de las promesas. Ese museo sería, según el codirector del Arxiu, Xavier Giner, el mejor colofón a 2022, año en el que València es Capital Mundial del Diseño.

Precisamente el Arxiu Valencià de Disseny continúa con esta labor de difusión del diseño con la celebración de su primer congreso internacional, que se celebrará desde el jueves y hasta el sábado en la Facultad de Geografía e Historia de la Universitat de València y que contempla ponencias, así como visitas a colecciones y exposiciones. Esta primera cita contará con la asistencia de figuras académicas de la investigación internacional en diseño, como la profesora Brigitte Borja de Mozota (Université Paris Nanterre, Francia), el profesor e investigador Fernando Infante (Universidad de Sevilla y director de «El golpe. Cultura del entorno»), la investigadora Marie Brennan (Irlanda), Gisele Raulik-Murphy (experta en políticas públicas para el diseño y la innovación, Reino Unido), el catedrático e investigador Manuel Lecuona (Universitat Politècnica de València), el diseñador valenciano Kike Correcher, y la profesora Teresa Franqueira (Universidade de Aveiro, Portugal). Giner, avanza a este diario que la intención es celebrar un congreso al año con distintas temáticas y que las conclusiones del mismo nutran los futuros números de la revista del Arxiu, cuyo primer número vio la luz el mes pasado. La siguiente entrega, con los contenidos de este congreso, está prevista para mediados de 2023.

Más de 30.000 ejemplares digitalizados

Giner se congratula al explicar que a medida que el archivo es más conocido ya no son ellos los que buscan materiales, sino que los diseñadores son quienes muestran el interés por cederles su documentación. Por el momento asegura que ya tienen 30.000 unidades digitalizadas pero que el material es mucho más. «Es un trabajo sin descanso», asegura. Y aunque la sede física del Arxiu en esta provisionalmente en la Facultad de Geografía el objetivo es encontrar una sede definitiva, «que podría ser elemento complementario al museo». «Un museo es una consecuencia necesaria», dice el diseñador. En su labor, el Arxiu recibe documentación sobre diseño pero no mobiliario o prendas y poder albergar estas piezas sería más sencillo con la puesta en marcha un museo. «Hay muchas empresas que cuentan con fondos históricos que estarían encantadas de cederlas a un museo. Y debería ser un proyecto público».

Y puestos a fantasear -o por qué no, pedir- Giner cree que la antigua sede de la oficina de Correos, en la plaza del Ayuntamiento, o algún tinglado del Puerto podrían ser la ubicación perfecta para el futuro Museo Valenciano del Diseño, si es que se cumple la promesa electoral. Aún queda legislatura.

Homenaje a Martínez Medina

El próximo mes de diciembre La Nau de la Universitat de València acogerá una exposición, con el codirector del Arxiu Vicente Pla como comisario, sobre la relación entre el diseñador valenciano José Martínez Medina con los artistas de la vanguardia valenciana de los años 60 y 70. Según avanza Giner, la idea es poner en diálogo piezas del diseñador valenciano -algunas poco vistas- con la de artistas de la época. «Fue un momento muy fecundo entre el mundo del diseño y del arte y Martínez Medina fue fundamental. Él no solo diseñaba objetos sino que tambien diseñaba espacios y proyectos de interiores. En esos proyectos usaba obras de arte de artistas. Él fue agente y motor de muchos artistas valencianos como Michavila, Mompó o Anzo. Yturralde cuenta como iba a la tienda de Martínez Medina en la calle Poeta Querol para ver las exposiciones que se exhibían allí».  

Compartir el artículo

stats