Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lagardera presenta «Psicodélica», un relato de la València de los 70

El periodista califica de «muy entretenida» su primera novela publicada de ficción

Presentación de "Psicodélica" Germán Caballero

«Mi suegra que siempre suele ponerme a caldo leyó Psicodélica y dijo que le gustó, que era una novela muy entretenida, y eso que no tiene nada ver con su mundo», afirma Juan Lagardera que, anoche, presentó en RuzafaStudio su primera novela de ficción publicada,  Psicodélica. Un tiempo alucinante; una «narración atmosférica» de la València de los 70. Un estreno literario que llega tarde porque, cuenta el periodista (Xàtiva, 1958), varias obras no ha sido publicadas porque, por unas cosas u otras, «se han perdido». «Sí, este es mi primer hijo de ficción», apunta satisfecho por el resultado y valoraciones recibidas por lo que define como «una novela pop o una sucesión de episodios».

Juan Lagardera presenta su primera novela publicada Germán Caballero

Psicodélica (editorial Contrabando, 190 páginas) describe un ambiente de época a modo de fábula, tan eufórica como atrabiliaria. «Todo sobrevino porque me encontré con un amigo y empezamos a recordar qué pasaba en València en los años setenta y entonces pensé que ahí había una historia potente e interesante que contar. Todo el mundo habla de los 80, pero en esos años, digamos que la vida juvenil ya estaba oficializada. Recuerdo a Tierno Galván saliendo al balcón y diciendo a la gente que se fumara un porro», relata. «Fue un tiempo alucinante. Un momento absolutamente irrepetible de la historia cultural y vital de una generación. Fue divertido pero también muy duro porque, por la heroína, mucha gente se quedó en el camino

Entre el numeroso público se encontraba la consellera Gabriela Bravo Germán Caballero

Lagardera, colaborador de Levante-EMV, narra en su libro una serie de episodios que tienen lugar en Turiápolis, el topónimo imaginado con el que se refiere a València, donde presumiblemente ocurrieron o se inspiraron los argumentos de obra. En la historia, situada a mediados de los años setenta, se mezclan personajes reales -que van desde Carmen Alborch a Julie Christie pasando por Jacques Lacan, Rod Stewart, Sigmund Freud o Antonio Vega- con imaginarios y sucesos verídicos con inventados, agitándolo todo como en un caleidoscopio hasta el punto de hacer imposible discernir realidad de ficción. «Alguien puede jugar a pensar quienes son los personajes, pero posiblemente perderá porque está todo muy mezclado», apunta Lagardera que, confiesa, inicialmente tituló la novela Caleidoscopio, pero al comprobar que en el mercado existían algunos libros de poemas con este título lo reemplazó por Psicodélica. Para su próximo libro, ya en marcha y como continuidad de éste, el editor ya tiene título: Turiápolis. 

Compartir el artículo

stats