Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Museo de Bellas Artes abre su nueva galería de las esculturas

La sala acoge obras de Mariano Benlliure o José Capuz. Algunas nunca habían sido expuestas

Galería de las Esculturas Museu de Belles Arts de València. Miguel Lorenzo

Mariano Benlliure, José Capuz, Octavio Vicent o Ignacio Pinazo Martínez. Son algunos de los ilustres nombres que habitan la nueva galería de las esculturas del Museo de Bellas Artes de València. Con vistas al Patio del Embajador Vich, las cuatro alas que la componen suponen para el visitante un auténtico paseo por la «belle époque» de la escultura valenciana.

Así lo ha contado este martes el secretario autonómico de Cultura, Ximo López, quien ha presentado este nuevo espacio ganado para el museo junto al director de la pinacoteca, Pablo González Tornel.

González Tornel no ha dudado en asegurar que se trata de «la mejor sala del museo» porque «conjuga muchos aspectos». El director de la pinacoteca ha destacado que «la colección de escultura del museo se ha considerado generalmente como algo decorativo, y con esta sala le damos una entidad propia y esto era un reto». En concreto, la nueva galería expone 140 esculturas de los siglos XIX y XX de las poco más de 200 obras escultóricas que alberga el Bellas Artes valenciano.

González Tornel ha hecho hincapié también en la «colonización de espacios» que supone la apertura de esta galería con vistas a un lugar tan emblemático como el Patio del Embajador Vich. «Este espacio era una deuda». Lo que antes era un almacén se convierte ahora en un lugar con personalidad propia y que acoge piezas tan imponente como La paz de Marruecos, de Benlliure.

González Tornel y López, en el Museo Miguel Lorenzo

Año Benlliure

Precisamente a Mariano Benlliure (1862-1947), el museo dedica un ala de esta galería con motivo de el 160 aniversario del nacimiento del escultor y el 75 aniversario de su muerte. Principal escultor del realismo del siglo XIX, el museo cuenta con una importante colección de obras realizadas con diferentes materiales, y que ahora expone algunas por primera vez.

Según ha explicado González Tornel, el museo ha restaurado más de 40 piezas para poder exhibirlas en este nuevo espacio que ahora abre sus puertas tras una «chispa de inspiración». La idea de recuperar este antiguo almacén como lugar de exhibición surge tras una conversación con María Bolaños, exdirectora del Museo Nacional de Escultura. La intención era mostrar piezas de forma «menos academicista». De hecho, el que visite esta galería notará que la manera de exhibir las piezas no es la de un museo de arte clásico al uso. Las líneas minimalistas ocupan un espacio en el que destaca una suerte de casillero habitado por bustos al más puro estilo de domus romana. Son los rostros de pintores y escultores, literatos y religiosos, políticos y académicos que participaron activamente en la defensa del arte y de la cultura en la València de entre siglos.

Temática religiosa y de vanguardia

Además de los Benlliure, la galería del museo continua su recorrido con esculturas de temática religiosa con Cristos crucificados para concluir con dos alas de más vanguardia. Delante del virtuosismo realista y preciosista de la escultura de Benlliure, Ricardo Bellver o Agapito Vallmitjana, en València se produjo una renovación de la escultura figurativa que dio lugar a un nuevo clasicismo de formas rotundas y depuradas. La obra de escultores como Vicente Beltrán Grimal (1896-1963), Ricardo Boix Oviedo (1904-1994), José Capuz (1884-1964), Carmelo Vicent (1890-1957), Francisco Marco Díaz-Pintado (1887-1980) o Rafael Pérez Contel (1909-1990) es una muestra de la modernidad escultórica de vanguardia.

Compartir el artículo

stats