La vida entregada al amor, al disfrute y a la bohemia regresa al Palau de les Arts el próximo 9 de diciembre con ‘La Bohème’, el clásico de Puccini. Después de su estreno en 2012 y de su reposición en 2015, esta producción «perfecta para neófitos», es decir, aquellos que desean adentrarse en el mundo de la ópera, vuelve prácticamente inalterada, aunque con diferentes nombres en su ficha artística, entre ellos, el del director ritular de Les Arts James Gaffigan y el de la soprano Federica Lombardi que debuta como progagonista.  

«Parece la primera vez que se representa gracias a las aportaciones de los cantantes y del maestro. Esta ópera es perfecta para neófitos, ya que es una de las grandes referencias dentro del género. El público siempre se identifica mucho con los personajes y con la historia de amor. Esta es la octava vez que llevo a cabo el montaje y siempre descubro algo nuevo», destacó Emilio López, el encargado de la reposición del montaje ideado por el anterior intendente del coliseo, Davide Livermore.

El auditorio acogió ayer la presentación de la obra con la participación del director artístico, Jesús Iglesias; el director de la OCV, James Gaffigan; el encargardo de la reposición, Emilio López; el tenor Saimir Pirgu; y la soprano Federica Lombardi. 

«Esta es una obra maestra y la estamos tratando como tal. Cuenta con un elenco de lujo», destacó Gaffigan, ya que a diferencia del resto de auditorios, el coliseo valenciano ha querido otorgarle a ‘La Bohème’ el «papel que merece» con un tiempo razonable para los ensayos. «Lo que ocurre con estas obras de repertorio es que los auditorios no suelen invertir el tiempo necesario en los ensayos. Hasta el punto en que la primera vez que se encuentran cantantes y orquesta suele ser el mismo día del estreno. La OCV ha abordado el reto como corresponde, ya que tiene una magnífica ética de trabajo», señaló el director musical.

Esto «permite obtener matices completamente nuevos», tal y como señaló el tenor Saimir Pirgu. «A veces hay cierta apatía a la hora de representar óperas como esta, ya que este tipo de montajes de repertorio se hacen con mucha prisa. Aquí, en cambio, la atmósfera es muy positiva», destacó el tenor, que no debuta en Les Arts, ya que también participó en los montajes ‘Don Giovanni’ y ‘La Traviata’. 

«Me encanta que hayamos cerrado la temporada anterior con un drama como ‘Wozzeck’ y que ahora podamos ofrecer una historia de amor com ‘La Bohème’», señaló Gaffigan. 

Entre el elenco también destacan antiguos alumnos del Centre de Perfeccionament, como el cantante de Crevillent Manuel Fuentes. A estos se suma Mattia Olivieri, uno de los barítonos más destacados del circuito italiano de ópera y un habitual de La Scala. Olivieri fue alumno del Centre de Perfeccionament de Les Arts entre 2012 y 2014, donde debutó el rol de Schaunard en esta misma producción, bajo la dirección del maestro Riccardo Chailly.

La joven soprano valenciana Marina Monzó, que cantó en Les Arts el papel de Marola en la zarzuela ‘La tabernera del puerto’ y Despina en ‘Così fan tutte’, debuta el papel de Musetta en la que es su primera ópera de Puccini.

El público valenciano podrá disfrutar de hasta siete representaciones del clásico de Puccini, que tendrán lugar los días 9, 11, 15, 19, 21 y 23 de diciembre en la Sala Principal de Les Arts.