Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Joan Genovés": La exposición que quiso el artista

La Fundación Bancaja dedica al artista una retrospectiva con más de 70 obras. Se expone 'El abrazo' y su último trabajo inacabado

La Fundación Bancaja expone la obra de Juan Genovés. Fernando Bustamante

Juan Genovés -Joan como le gustaba que le dijeran y le llamaban de niño- recibe en su València natal, en la Fundación Bancaja, el homenaje que nunca recibió en ningún museo público de Madrid. El título de la exposición evoca esos tiempos de su infancia, marcadas por el inicio de la guerra civil: «Joan Genovés». Sin más.

La muestra es una retrospectiva formada por más de 70 obras que hacen un repaso cronológico de la obra de este artista «único», ha dicho este jueves durante la presentación de esta selección el presidente de la Fundación Bancaja, Rafael Alcón, que ha estado acompañado por la comisaria de la exposición, María Toral, y Pablo Genovés, hijo del artista, que falleció en 2020 a los 80 años.

La muestra recorre la obra de Genovés desde los años 60 hasta su muerte. Y como adelantó este periódico no faltan en ella iconos como la pintura El abrazo, símbolo de la transición, así como sus pinturas más recientes en la que se ven multitudes de pequeñas figuras humanas, o la obra inacabada en la que estaba trabajando cuando falleció.

La Fundación Bancaja expone la trayectoria de Juan Genovés. Fernando Bustamante

Artista comprometido

Temas como la vida, la muerte, la guerra, las relaciones o los comportamientos sociales son algunos de los aspectos que se plasman en los lienzos de Genovés que ahora, y hasta el 16 de abril, expone la Fundación Bancaja. La exposición profundiza en un artista siempre comprometido con su tiempo e implicado en la realidad política y social del momento. Genovés fue cronista de su tiempo y su vigencia permanece por lo atemporal de su relato.

«Esta exposición es un homenaje a Genovés», ha dicho Alcón. «Son obras ligadas a su trayectoria vital y son crónica de acontecimientos clave», ha añadido el presidente de la entidad. Alcón no ha dudado en destacar la obra inacabada que recibe al visitante así como El abrazo, «un símbolo ético y estético de la transición e icono de la necesaria reconciliación en nuestros días».

Por su parte, María Toral ha explicado el título de la muestra que puede resultar sorprendente para quien conoce a Genovés, quien era más conocido como Juan Genovés. «Él de pequeño era ‘Joan’. Nació en 1930, en una época de libertad y en una familia de tendencia republicana. A los 6 años eso cambió con la guerra civil», ha recordado la comisaria. «Y eso se ve en esta exposición».

La muestra recorre varias décadas de trabajo. Fernando Bustamante

De los 60 a su última obra

La muestra comienza con la obra del Genovés de los 60. Sus pinturas giran en torno a la guerra y la dictadura, que llevan a calificar a Genovés de artista político. Empieza a trabajar la figura del ser humano y su concepción del arte era «muy realista», señala la comisaria: «El no creía que el arte pudiera trasformar la sociedad, pero sí nuestra forma de ver la vida». Para Toral, esta etapa es «muy actual, su visión de las guerras la podemos ver hoy con Ucrania».

Quizás el Genovés más reconocible llegue en los 70 con obras como El abrazo y la serie de esa época, que dan cuenta del Genovés más comprometido socialmente. Además, de El abrazo, evocadoras obras como La silla vacía lanzan preguntas al espectador sobre una época de la que Genovés fue testigo y contador en imágenes. «Él fue un activista y luchaba con su lenguaje visual», explica Toral.

En los 80, según la comisaria, Genovés vive una transición y busca un nuevo lenguaje para llegar al público. «Vemos ciudades y hombres para llegar a los 90 con fondos blancos. Ya en los 2000 crea esas multitudes, esos humanos empequeñecidos, muy parecido a las imágenes de un campo de fútbol, porque él era muy futbolero», recuerda María Toral. Sobre ese último Genovés, la comisaria ha señalado que «parece una etapa más alegre, pero hay un trasfondo de personas que han sufrido; son obras muy trabajadas con muchos mensajes que podemos interpretar como queramos».

Juan Genovés en Bancaja. Fernando Bustamante

Dolor interno

Por su parte, Pablo Genovés, hijo del artista, recordó que su padre «era muchos Juanes diferentes, según la época, pero siempre era optimista, dinámico, potente intelectualmente». Sin embargo, ha dicho, «tenía mucho dolor en su interior». Pablo Genoves ha explicado cómo su padre recordaba que cuando era pequeño veía desde el balcón de su casa los partidos de fútbol en el estadio de Mestalla. «En esas mismas paredes vio cómo, a los 6 años, fusilaban a gente. Veía bombardeos cuando iba a los refugios».

El hijo de Genovés lamentó que el Museo Reina Sofía no exponga actualmente ninguna obra de su padre y calificó de «injusto» que la pinacoteca de Madrid nunca le haya dedicado una retrospectiva. «No por mí, sino por todos los españoles». A lo que Alcón ha añadido: «Hemos hecho en València lo que Genovés quería».

Compartir el artículo

stats