El Museo de Bellas Artes de València celebrará el Año Sorolla por todo lo alto. Está previsto que en octubre de 2023 -al menos, ese es el deseo de su director, Pablo González Tornel- la pinacoteca pueda estrenar su sala dedicada al pintor, donde exhibirá los cuadros propiedad del museo y los donados por la colección Lladró, con “El crit del palleter” como gran protagonista del mismo espacio. Pero antes de que eso ocurra, la pinacoteca ha programado el próximo año tres exposiciones especiales dedicadas a Sorolla -o que giran alrededor de su figura- y que han sido presentadas esta mañana por el secretario de Cultura, Ximo López Camps, y el director del museo.

Una de las colecciones más importantes

Entre ellas, destaca la que inaugurará el 29 de junio y que reúne todas las obras del artista pertenecientes a la Colección Masaveu, una de la más importantes en el ámbito privado que existen en España. Son 46 pinturas, algunas de muy grandes dimensiones y, según González Tornel, de una “calidad importantísima”, creadas por Sorolla en su etapa de madurez. Además de por la presencia de cuadros tan importantes en la trayectoria de Sorolla como "Mi mujer e hijas en el jardín" o  "La familia de don Rafael Errázuriz Urmeneta", la exposición destacará por su montaje ya que las pinturas irán montadas en pedestales transparentes creados por la diseñadora brasileña Lina Bo Bardi.

La prehistoria de Sorolla

Antes, del 30 de marzo al 11 de junio y en colaboración con el Casa Museo del pintor valenciano en Madrid, la pinacoteca de la calle San Pío V dedicará una exposición a “Sorolla antes de Sorolla”, es decir, a sus orígenes como artista, al trabajo del pintor valenciano antes de su estancia en Roma y de empaparse de las corrientes más internacionales. Será la primera vez que “El crit del palleter” cuelgue de las paredes del Bellas Artes ya que esta fue la pintura que le dio a Sorolla la “pensión” de la Diputación de València con la que pudo instalarse en Roma.

En torno a Roma y, también de forma notable, en torno a Sorolla girará la exposición con la que el Bellas Artes cerrará su programación de 2023. Se trata de una muestra realizada con la colaboración del Ministerio de Exteriores para conmemorar el 150º aniversario de la Academia de España en Roma, una institución que favoreció la internacionalización del arte y, sobre todo, de los artistas español y que tuvo, entre otros directores, a los valencianos José y Mariano Benlliure.

Los caprichos de Goya

Además de estas tres exposiciones temporales, la programación de 2023 también incluye una exhibición de las 80 estampas al aguafuerte de los “Caprichos” de Goya donadas al Bella Artes por Ángel López García-Molins. Se trata de una colección que fue adquirida en Múnich por su abuelo, Antonio García Molins.

"Mi mujer e hijas en el jardín", de Sorolla, perteneciente a la Colección Masaveu. Fundación Masaveu