Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un "guardián" velará por la seguridad de los usuarios en el metaverso

Investigadores de la UPV y el instituto VRAIN trabajan en un proyecto de Inteligencia Artificial que monitorizará las interacciones en la realidad virtual

Uno de los contextos en los que trabajan los investigadores es el de la realidad virtual.

Las interacciones van a ser cada vez mayores en el entorno virtual y el metaverso ya es más presente que utopía. No obstante, al igual que la vida real o el mundo digital e internet, también existen ciertos peligros, contra los que surge el proyecto «guardIA», que pretende crear un guardián personal virtual basado en técnicas de Inteligencia Artificial (IA) que se encargue de velar por los usuarios en la realidad paralela que se está creando.

«guardIA» es un proyecto Prometeo financiado por la Conselleria de Innovación para grupos de investigación de Excelencia. Lo llevan a cabo investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV) pertenecientes al Instituto Universitario Valenciano de Investigación en Inteligencia Artificial (VRAIN, en inglés); de hecho, el investigador principal es Vicent Botti, director de VRAIN. Ahora se desarrolla la primera fase y la duración total del proyecto que lleva a cabo un grupo de 14 personas es de cuatro años.

La investigación se anticipa a un problema que podría ser real dentro de una década en las redes sociales

decoration

Esta investigación se anticipa a un problema que podría ser real en una década, dentro de las denominadas «realidades sociales híbridas», como el metaverso. Basándose en técnicas de Inteligencia Artificial y modelos computacionales, los investigadores trabajan para garantizar una interacción social más segura y sofisticada en los futuros espacios sociales.

En concreto, según apuntan fuentes del proyecto, el objetivo es que el guardián personal virtual interactúe con el usuario final y lo sensibilice y conciencie «sobre posibles intentos maliciosos y prácticas manipuladoras» que podría encontrarse. Asimismo, otros peligros pueden ser intentos de manipulación con fines políticos, comerciales o de cualquier otro tipo, además de bots inteligentes que simulen ser personas para influir en los estados de ánimo o la toma de decisiones de los usuarios. En resumen, el guardián evitará que seamos manipulados.

Equipo de investigadores de VRAIN.

Botti explica que el guardián será un «agente de software inteligente, en el que delegues para que haga cosas por ti» y que «monitorizará las interacciones que se tengan en las redes». Entre otras cosas, será capaz de «detectar comportamientos no adecuados, fake news, información distorsionada o cuestiones de privacidad". «La decisión final es tuya, pero te advertirá», explica.

Además, asegura que, más allá del metaverso, también será extrapolable a otras redes sociales, «más textuales o basadas en el habla», detalla.

De esta manera, el trabajo se enmarca en los crecientes campos de la realidad virtual, la realidad aumentada y la realidad extendida, donde se podrá interactuar a través de ‘alter egos’ virtuales o avatares; pero también dentro de la tecnología multisensorial —sobre el reconocimiento de las emociones en tiempo real—; y de los asistentes personales, que evolucionarán para parecer (aún más) acompañantes humanos.

Campaña para los adolescentes

Por otro lado, la Conselleria de Innovación ha lanzado una nueva campaña para concienciar a la juventud —en concreto, a la generación Z— sobre la importancia de proteger la identidad digital en línea. Hace un par de semanas, la conselleria usó el cebo de un concurso en redes sociales — a través de la empresa ficticia ExperienZ, que prometía un año de experiencias gratis por toda la Comunitat Valenciana— para comprobar cómo los jóvenes no suelen leer las condiciones de servicios a los que acceden y que aceptan por internet. 

Según explican, la participación en el sorteo implicaba la aceptación de unas bases legales que escondían una cláusula muy delicada (la cesión para otros fines de todas las imágenes de la cuenta de Instagram), y que, solo deteniéndote en leer las condiciones se podía conocer.

cláusula 42

cláusula 42

La acción, que invitaba a los jóvenes a «leer antes de aceptar» y «pensar antes de publicar» se completaba con un manual de buenas prácticas, descargable y que pretende servir de guía para relacionarse en la red. Con esta campaña, la dirección general de Lucha contra la Brecha Digital ha avisado de las lagunas legales que suelen aprovechar las redes sociales. La cara de la campaña —llamada «Cláusula 42»— ha sido Rocío Vidal, periodista científica y youtuber, también conocida como «La gata de Schrödinger».

Compartir el artículo

stats