Los hijos de Francisco Sebastián donan ocho obras de su padre al Museo de Bellas Artes

Las obras representan paisajes, el género más reconocido del artista, así como retratos y un dibujo del desaparecido Monumento a Sorolla de València.

Un hombre contempla una de las obras donadas.

Un hombre contempla una de las obras donadas. / L-EMV

Begoña Jorques

Begoña Jorques

El Museo de Bellas Artes de València ha recibido la donación de ocho obras del pintor valenciano Francisco Sebastián (1920-2013) y un busto que representa al artista, creado por Carmelo Pastor. Las obras, realizadas entre los años 40 y los 2000 muestran los distintos géneros que desarrolló Sebastián durante su trayectoria, como el paisaje -el que más fama le dio- o el retrato.

Así lo anunció este jueves el director de la pinacoteca, Pablo González Tornel, durante la presentación de las piezas, en la que estuvo acompañado por la directora general de Patrimonio, Pilar Tébar, y el hijo de Francisco Sebastián, el también artista Paco Sebastián.

Dos de los retratos de Francisco Sebastián.

Dos de los retratos de Francisco Sebastián. / Levante-EMV

Paisajes, retratos y dibujo

Las obras muestran dos retratos femeninos familiares -uno de la suegra del pintor y otro de su esposa con su hija-, un autorretrato, escenas de playa y de Lanzarote, una imagen abstracta y un dibujo que muestra el desaparecido monumento a Sorolla levantado en València a la muerte del maestro de la luz.

Es esta última obra la que, según el hijo del artista, más les ha costado donar debido a su carácter histórico. En este sentido, González Tornel añadió que ya que el Ayuntamiento de València tiene interés en volver a reunir las piezas de este monumento «pueden venir aquí al museo a ver cómo era en su momento».

Dibujo del monumento a Sorolla.

Dibujo del monumento a Sorolla. / Levante-EMV

En cuanto al conjunto de las obras donadas, González Tornel señaló que «resume la trayectoria del artista de forma muy completa». «A Francisco Sebastián se le conoce más como paisajista pero fue un excelente pintor figurativo y su autorretrato encaja perfectamente en nuestro museo», explicó. Esta donación, así como otras recibidas por la institución, configuran, en opinión de González Tornel, «el museo del futuro como repositorio de la memoria artística de este territorio».

Paco Sebastián explicó de la pintura de su padre que, «como muchos otros artistas de su tiempo, buscó distanciarse de la sombra luminosa de Joaquín Sorolla». «Compartían paisajes, pero cada uno lo interpretaba a su manera: Genaro Lahuerta tenía una pincelada más visceral, Michavila tendía a la geometría y mi padre se interesaba más por el color de una forma más sensible, pero todos con un lenguaje sobrio», apuntó Paco Sebastián.

Cuadro de Sebastián y el busto realizado por Carmelo pastor.

Cuadro de Sebastián y el busto realizado por Carmelo pastor. / L-EMV

Ya se pueden contemplar

Las ocho obras creadas por Francisco Sebastián, así como el busto, pueden contemplarse ya en el Museo de Bellas Artes, aunque el director no precisó cuándo pasarán a los almacenes de la pinacoteca, ya que eso será cuando programen otra exposición en este espacio, una pequeña antesala en la primera planta del edificio Pérez Castiel. El dibujo del Monumento a Sorolla, sí dijo el director, no se puede exhibir más de tres meses debido a las peculiaridades y cuidados de la obra en papel.

No obstante, también avanzó que tanto el autorretrato del artista como el busto sí pasarán «inmediatamente» a formar parte de la colección del museo que ya se exhibe. En el caso del autorretrato, este irá a la última sala cronológica del museo, mientras que el busto formará parte de la nómina de obras que habitan la galería de las esculturas del museo.

Suscríbete para seguir leyendo