El rostro de Rodrigo de Borja reaparece en una subasta en Italia

El director del Bellas Artes de València atribuye al autor de los frescos de la catedral una tabla vendida como anónima que ha multiplicado su valor 

Desposorios de la Virgen

Desposorios de la Virgen / L-EMV

Voro Contreras

Voro Contreras

La casa de subastas italiana Aste Martini ha vendido por 180.000 euros una tabla atribuida en principio a un pintor anónimo del entorno al 1500 y que se ofertaba inicialmente con un precio de salida de 20.000 euros. Tras este incremento espectacular en la puja por esta «Matrimonio della Vergine» está la más que posible atribución de esta obra a Paolo de San Leocadio, el pintor responsable junto a Francisco Pagano de los Ángeles Músicos de la Catedral de València e introductor del Renacimiento en el Reino.

Así lo ha señalado el director del Museo de Bellas Artes de València, Pablo González Tornel, en un artículo en la revista especializada en arte, Ars Magacine, donde también adelanta que esta tabla habría formado parte del retablo mayor ya desaparecido que San Leocadio pintó para la iglesia de Santa Maria de Castelló. 

«Los Desposorios de la Virgen es una indudable obra de San Leocadio correspondiente a la etapa central de su carrera, en la que el dominio de las técnicas del temple y el óleo le permite realizar elaboradas gradaciones tonales, así como modular el claroscuro, tal y como ocurre en el rostro de la Virgen, cuyo tipo físico es muy identificativo del autor y conecta con piezas como la Anunciación de la Colección Serra de Alzaga», escribe González Tornel.

El director del Bellas Artes también sustenta su identificación en el manejo del color y los tornasolados o las inscripciones en letras capitales romanas en los nimbos de Santa Ana, la Virgen y san José, «un cultismo clásico desconocido en tierras valencianas hasta la llegada del artista». Y otro detalle: el oficiante de la ceremonia, «con su papada y barba de tres días» parece un retrato que «coincide literalmente con la fisionomía de Rodrigo de Borja, protector de San Leocadio, obispo de València y papa con el nombre de Alejandro VI a partir de 1492». 

González Tornel recuerda que San Leocadio llegó a València con Francesco Pagano en 1472 gracias a la protección del entonces cardenal Rodrigo de Borja para realizar las pinturas al fresco del altar mayor de la catedral de Valencia, tarea en la que los italianos estuvieron trabajando hasta 1482.

En 1490 San Leocadio fue contratado para pintar el retablo mayor de la iglesia de Santa María de Castelló. En el documento del contrato se le califica como «el pintor más solemne de España». En ese contrato, recuerda González Tornel en su articulo, se establecía que una las escenas del retablo tenía que ser la de los Desposorios de la Virgen. 

Además, la tabla subastada tiene las mismas medidas que la Oración en el Huerto, también de San Leocadio, comprada recientemente por El Prado y que este museo relaciona también con el retablo de Castelló. Estas medidas son similares a las de otra tabla de San Leocadio, el Abrazo ante la Puerta Dorada, del Museo del Hermitage y por ello -y por otras coincidencias- el director del Bellas Artes apunta que también esta pertenecería al retablo castellonense.  

«Gracias a la aparición en el mercado de esta nueva obra de Paolo de San Leocadio sabemos más acerca de la trayectoria del pintor en España aunque, por el momento, se desconoce si la excepcional tabla podrá volver a la tierra para la que fue pintada», apunta González Tornel, ya que la obra carece de momento de permiso de exportación. 

Desposorios de la Virgen

Desposorios de la Virgen / L-EMV

Suscríbete para seguir leyendo