Una segunda oportunidad para los instrumentos reciclados

Niños y adolescentes valencianos forman parte de «La orquesta del reciclaje», una apuesta de Ecoembes que cuenta con la participación de Aldeas Infantiles SOS

Concierto en Valencia.

Concierto en Valencia. / Levante-EMV

Una maleta que hace de bombo, botellas de plástico y bidones de aceite como percusión, violines remasterizados con latas de refrescos…. estos peculiares instrumentos son los que ponen la nota en la orquesta de «La Música del reciclaje», un proyecto que da una segunda vida a objetos cotidianos, materiales que acaban en el contenedor y también a los jóvenes músicos y músicas, que provienen de entornos vulnerables.

Para esto, se han unido Ecoembes con Aldeas Infantiles SOS y el resultado de todo un curso de trabajo se ha visto en un concierto que se ha realizado en el Conservatorio José Iturbi de València, donde parte de los 26 estudiantes de 8 a 16 años valencianos que participan subieron al escenario, junto a la Coral Juan Bautista Comes y otros chavales de Madrid. 

En total fueron 39 jóvenes músicos, dirigidos por Víctor Gil, que tocaron temas como «Viva la vida», de Coldplay; «Piratas del Caribe», de Han Zimmer; o «Libertango», de Astor Piazolla; «Stand by me», de Ben E. King; o la popular «La tarara», con aires flamencos, entre otras.

La cita se enmarca en la Capitalidad Verde Europea de València este 2024 y Aldeas Infantiles València lleva dos años participando en el proyecto, que apuesta por la sostenibilidad, la educación y el acompañamiento a los menores y su familia. 

Neus Fontestad, la coordinadora del proyecto y una de las profesoras, explica que es un programa «técnica, emocional y musicalmente abierto para todos». «Las canciones se adaptan a sus capacidades y a los diferentes miembros de la orquesta, que toca melodías de viento y cuerda y con ritmos de percusiones». «No hay exigencia mínima y no se excluye a nadie, cada uno participa en la medida de sus posibilidades», asegura.

Habilidades reconocidas

En València, cuenta que durante todo el curso han estado ensayando semanalmente, con «un montón de ilusión». «Parte del éxito radica en la importancia de pertenecer a un grupo sin la necesidad de ser parte destacada. A ellos, en su día a día, les refuerza positivamente y les motiva a volver y a participar más», apunta Fontestad. Hay que tener en cuenta que algunos de estos niños y niñas requieren un refuerzo educativo, por lo que el proyecto les beneficia doblemente, al desarrollar diferentes habilidades.

Asimismo, Julia Gil, la directora del Centro de Día de Aldeas Infantiles SOS en València, incide en que el programa les ayuda a ahondar en la «labor familiar» que realiza la entidad con sus usuarios.

«Complementa el área en la que trabajamos los vínculos con las familias, que han venido a los encuentros y actuaciones que se han hecho», dice Gil, que también destaca que es «muy emotivo ver cómo los padres y madres reconocen las habilidades que tienen sus hijos, lo que ellos también sienten».

Concierto en Valencia

Concierto en Valencia / levante-emv

Además, ofrece la «oportunidad» a los escolares y adolescentes a «profundizar en la música, que en los colegios no se hace mucho, y sin necesidad de saber solfeo», al tiempo que destaca que desarrollan valores como la cohesión del grupo, la espera, la paciencia o la escucha.

Por su parte, Neus Fontestad recuerda también la vertiente docente. «Llevo 17 años dando clase y este tipo de proyectos son muy peculiares, porque hay que cambiar la metodología y el objetivo, es vivir la música antes de enfrentarte a una partitura, porque antes que tocarla, la sienten y la bailan», incide. «Es como una clase invertida, una experiencia maravillosa».

Proyecto social

«La música del reciclaje» es un proyecto social de Ecoembes, que nació en Madrid hace una década y, en el que desde hace un par de años, participan niños y niñas valencianos. El objetivo es, según la entidad, es «ofrecer una alternativa» a estos menores, «que reciben formación musical y pedagógica y se integran en una orquesta profesional». 

Instrumentos reciclados.

Instrumentos reciclados. / Levante-EMV

También tiene muy presentes valores como la sostenibilidad y el medioambiente, y la orquesta cuenta con más de 70 instrumentos reciclados, entre ellos, violines, guitarras, chelos, flautas, saxos, contrabajos y piezas de percusión.

Es el luthier Fernando Solar el encargado de recuperar instrumentos antiguos y con cajas metálicas de galletas o de madera forradas, tenedores, tornillos, sumideros y coladores... hace guitarras, violines, cellos y contrabajos renovados, en los que integra materiales reciclados.