"Mi existencia reta discursos patrióticos, nacionalistas y de identidad rancia"

La artista Carolina Caycedo posa en su exposición del IVAM.

La artista Carolina Caycedo posa en su exposición del IVAM. / Loyola Pérez de Villegas

Begoña Jorques

Begoña Jorques

¿Cómo es esta exposición?

Es la primera revisión que se hace en Europa de mi obra. Con obras desde 2010 a 2024.

¿Cómo conecta su trayectoria con Europa?

Siempre ha habido un diálogo con Europa, y me he sentido acogida por la institucionalidad europea. Al graduarme de artes en Bogotá en 1999, me mudé y viví cinco años de 2000 a 2005 en Londres , y es ahí donde comenzó mi carrera, comencé el diálogo sostenido con muchos de los interlocutores actuales (incluyendo la comisaria de la exposición Catalina Lozano), y expuse en diversas instituciones y bienales a través de Europa, incluyendo la bienal de Venecia en 2003. Estuve en residencia en la DAAD en Berlín en 2013, que fue la época en que comenzó el cuerpo de trabajo Be Dammed. Ese diálogo se ha mantenido, y esta muestra incluye obras generadas por comisión de diversas instituciones europeas como Mae das Aguas, Tyne Catchment y Phos Bucraa Gdeim Izik.

¿Cómo es su obra?

Es interdisciplinaria, concebida como un acompañamiento a diversas luchas feministas y ambientalistas. Mi práctica artística es la forma en ejerzo ciudadanía.

¿Qué mensaje le gustaría lanzar al público que vaya a ver su exposición en el IVAM?

La exposición es una invitación a revisar la relación que tenemos con nuestro entorno natural, y con los demás integrantes de nuestras comunidades y nuestros ecosistemas. Es una invitación a ser más cuidadosos con todo y con todos los que nos rodean.

Usted nació en Londres, es de nacionalidad colombiana pero vive en Los Ángeles. ¿Qué perspectiva le da esa multiculturalidad?

Más que multicultural, hablaría de sujetos migrantes y sujetos transnacionales. Mi existencia reta discursos patrióticos, nacionalistas y de identidad rancia, que buscan quitar los derechos a una humanidad que florece entre más diversa sea. Soy producto de migraciones económicas que responden a prácticas coloniales y extractivas. También soy consciente de mis privilegios como persona de clase media, que no se vio forzada a migrar, ni al exilio ni a refugiarse. Así que hablo desde esa condición de persona migrada con privilegios.

¿Influye nuestra nacionalidad a la hora de situarnos frente a una obra de arte?

Influye el bagaje cultural y político que cargamos. La nacionalidad influye si nos aproximamos a ella como espacio para ejercitar el poder sobre otros, pero ese no es mi caso.

La naturaleza como musa, ¿qué le ha enseñado a lo largo de su trayectoria?

Más que musa, la naturaleza es un concepto construido desde el pensamiento occidental, y ahora mismo estoy en un proceso interno de descolonización donde precisamente estoy desmontando estas nociones binarias que separan lo natural de lo cultural, que separan lo humano de lo natural. La humanidad siempre ha sido parte del sistema de relaciones que llamamos naturaleza, ciertamente no somos una parte central, pero si una parte tan importante como lo pueden ser nuestros familiares vegetales, animales y minerales.

Parece que la humanidad está un poco más concienciada con el cuidado a la naturaleza. ¿Llegamos a tiempo?

Siempre estamos a tiempo para ser recíprocos con la madre naturaleza.

¿Quiénes son sus referentes artísticos?

Emma Reyes, Cecilia Vicuña, Anna Bella Geiger, Lygia Clark, Awilda Sterling, Las Yeguas del Apocalipsis, la documentalista Marta Rodríguez, la escritora Robin Wall Kimmerer, y el preso político nativo americano Leonard Peltier quien desde su encierro ha conformado un cuerpo de trabajo pictórico robusto.

¿De dónde toma la inspiración para crear?

Tomo fuerza e inspiración de todas la comunidades que están defendiendo su derecho a la permanencia en sus territorios. Me conmueve la diversidad de luchas por una vida digna, especialmente aquellas con un marco feminista y de justicia ambiental.

¿Qué proyectos tiene?

Actualmente estoy trabajando en Situamos la vida en el centro / We Place Life at the Center, una exposición, publicación y plataforma pedagógica que promueve puntos de intercambio entre el arte, la ciencia y la justicia ambiental en las Américas. El proyecto busca nutrir redes de solidaridad y acción entre procesos, organizaciones y movimientos sociales que lideran la transición ecosocial en el continente americano, y que aborda cuestiones relacionadas con los derechos del agua, la administración de la tierra, la soberanía alimentaria y la transición energética justa. El proyecto se presenta como parte de PST ART: Art & Ciencia, una iniciativa de la fundación Getty. Además, estoy trabajando en una pieza textil de gran formato.

Suscríbete para seguir leyendo