Los bous al carrer han vuelto por sus fueros este fin de semana en la Comunitat Valenciana. La emoción de ver a un animal bravo y los quiebros de los recortadores que se jugaron la vida estos días recuperaron su máximo esplendor en Meliana, Monserrat y Vinaròs. “Estos días dan afición”, manifestaba el recortador de Meliana, Diego Navarrete "Ratilla", en sus redes sociales.

El primer toro cerril de la temporada después de la pandemia se llamaba "Almendrita", número 48, con casi seis años de edad, de la ganadería sevillana de Soto de la Fuente y salió en Meliana: “Pudimos comprobar que, lamentablemente, este toro no te permitía ningún error o ningún resbalón porque lo podías pagar caro”, explicaba el propio "Ratilla". “Hubiera sido un día de diez de no ser por los dos percances que sufrieron los compañeros, pero gracias a Dios ya están fuera de peligro”. “Estoy orgulloso de todos los aficionados presentes en Meliana, tanto rodadores, fotógrafos, vídeos y espectadores”, concluyó el vecino de Meliana.

Por su parte, el secretario autonómico de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, también asistió ayer a la plaza de toros de Meliana: “Era necesario recuperar la actividad taurina y ayer se demostró en Meliana, Monserrat y Vinaròs por la cantidad de aficionados que había”. Ángel aclaró que “la gente del toro es muy seria y siempre ha ido de la mano de la conselleria de Sanitat. Por eso, queremos que sea el inicio de una temporada emocionante”. Además, el secretario autonómico también subrayó que la vuelta de los toros va a ir ligada al Any Berlanga, un amplio programa cultural sobre “una persona enraizada al mundo del toro, aunque muchos no quieran, porque escribió de toros, ensalzó el toreo en sus películas como La Vaquilla o Calabuch y su abuelo contribuyó a realizar la plaza de toros de Utiel”.

“Vi una ilusión y unas ganas por ver toros entre la afición que nunca había visto", destaca el ganadero Fernando Machancoses

El ganadero Fernando Machancoses habla por teléfono mientras da de comer a sus vacas en Cheste: “No paramos ningún día de la semana”. Ayer, este criador autóctono presentó cuatro vacas en Vinaròs en un desafío ganadero junto a José Arriazu y Alba Atenea: “Vi una ilusión y unas ganas por ver toros entre la afición que nunca había visto. Cuando vi mi primera vaca sentí la emoción de volver a la normalidad, una experiencia nueva muy auténtica”. Sobre el comportamiento de sus reses también explica que “se cansan muy pronto porque han estado un año largo paradas”. Pero, ahora, ya tiene por delante fechas como Meliana, Monserrat o Albuixech. "Con que ganemos para alimentar a nuestros animales sobra, porque llevamos un año perdiendo mucho dinero", concluye.

Dos heridos en Meliana

Vicent Nogueroles, presidente de la Federació de Penyes de Bous al Carrer de la Comunitat Valenciana, manifestó que se sienten “orgullosos” y “contentos” porque “hemos demostrado que se pueden hacer festejos taurinos en la nueva normalidad”. En ese sentido, aseguró que se han cumplido todos los protocolos anticovid en los tres municipios donde se han celebrado festejos: en Meliana y Monserrat solo cabían 900 personas dentro del 75 por cien de aforo permitido en el coso y en Vinaròs unas 1.200 personas porque "la plaza es mucho más grande".

Asimismo, también destaca que los dos heridos de Meliana se encuentran fuera de peligro: "Iván, herido por la tarde con el toro embolado, ya se encuentra en casa pese a las quemaduras que tiene e Israel, herido por la mañana, todavía está ingresado pero fuera de peligro", expone Nogueroles, quien recuerda que ambos jóvenes eran recortadores con experiencia delante de los toros.

Finalmente, el presidente de la Federació de Penyes de Bous al Carrer también ensalza el impacto económico que ha tenido esta reactivación: "Ha venido gente de Murcia, Tarragona o Guadalajara y los bares y restaurantes del alrededor de la plaza estaban llenos". Y el próximo fin de semana siguen los bous al carrer. Además, Albuixech, la Vall d´Uixó, Museros, Alcalà de Xivert, Onda, Sagunt, Port de Sagunt, Borriol, Silla, Alcora y Vall d’Alba ultiman ya su programación.