Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cronología de la vuelta de los “bous al carrer” a la vía pública

El tesón y la lucha de Seguridad y Emergencias y la Federación de Peñas Taurinas han logrado la reactivación de un sector que cifra sus pérdidas en 6 millones de euros tras dos años parados

Imagen de archivo de la suelto de un toro en la calle en un pueblo valenciano Levante-EMV

Un año, siete meses y 16 días es el tiempo transcurrido entre el 22 de febrero de 2020, fecha del último festejo taurino en la calle celebrado en Albuixech y Benifairó de les Valls, y hoy, día en que vuelven los bous al carrer en la vía pública. Ayer por la noche, cuando el reloj marcó las 00.00 horas, ya saltó el primer toro a la calle. Fue en el municipio castellonense de Arañuel, donde hubo tres emboladas. Hoy también habrá toros en Moncofa, Almassora, Arañuel, Pedreguer, Llíria y Onda.

“Nos es una victoria o una derrota. Simplemente hemos estado pendientes de la evolución de la pandemia y como hay más del 80 % de la población vacunada, hemos recuperado una actividad normal de antes de la covid como los bous al carrer en la vía pública”, expone el Secretario autonómico de Seguridad y Emergencia, José María Ángel. Según aclara, “la vuelta de esta bella tradición centenaria ha sido posible gracias al respeto y confianza de la consellera de Sanitat, Ana Barceló, que nos ha escuchado siempre, a la facilidad de la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, que nos ha dejado trabajar en todo momento, y a otros grandes parlamentarios” (como el portavoz del grupo socialista en les Corts Valencianes, Manolo Mata). . (Consulte aquí todas las medidas del decreto).

Entre agosto y septiembre de 2020, solamente Vinaròs, Moncada, Vila-real y Pla de Cabanes fueron capaces de mantener la llama viva de los festejos taurinos: “Durante los meses de marzo a diciembre del año de la pandemia se hicieron 63 reuniones telemáticas para tratar los problemas del sector”, destaca el presidente de la Federación de Peñas, Vicente Nogueroles. “Volver a hacer toros es una bocanada de aire fresco. Teníamos un grave problema económico, como tantos otros sectores, y volver a la calle ha sido fundamental porque los toros son nuestra forma de vida”, aclara Nogueroles. “Ha sido muy difícil convencer a los políticos, pero con la ayuda de José María Ángel hemos podido sacar adelante las 15 medidas que permitan hacer toros en la vía pública. La base de operaciones ha sido la sede del 112 en l’Eliana, donde hemos mantenido reuniones durante los dos últimos meses a un ritmo frenético”.

En mayo de 2021, Meliana, Vinaròs i Monserrat programaron los primeros bous al carrer en una plaza portátil con un límite de 1200 asistentes: “Era la única manera de controlar los aforos y cumplir estrictamente las medidas de Sanidad”, expone el presidente de la Federación de Peñas. A partir de ahí, en el mes de julio se fijaron aforos a partir de 4000 asistentes. En la última fase, se fijaron festejos en recintos cerrados con un 75 por cien de aforo y, a partir de hoy, sin límites de aforo para recintos cerrados y la vuelta de los festejos de bous al carrer a las calles tal y como los hemos conocido siempre. (Consulte aquí cómo los bous al carrer crean su agente covid para volver a realizar festejos en las calles).

Por su parte, el presidente de la Asociación de Ganaderos de Bous al Carrer de la Comunitat Valenciana, Dani Machancoses, subraya que la vuelta “supone mucha alegría porque estamos superando la pandemia, pero los ganaderos de aquí continuamos sumidos en una grave crisis económica. Nuestras pérdidas superan ya los seis millones de euros porque llevamos dos años sin trabajo y hay que valorar más las vacadas autóctonas y no tanto el toro cerril de ganadería de fuera”, concluye.

Asimismo, el pasado sábado 2 de octubre, en Canet d’en Berenguer, se realizó el cursillo de voluntario-covid. Un total de 190 representantes de 58 pueblos valencianos que tienen previsto organizar festejos de bous al carrer obtuvieron la acreditación para ejercer de voluntarios en sus localidades.

El cursillo fue impartido por el técnico de la Generalitat Valenciana, Fernando Castellano; el representante del Colegio de Enfermeros de Castellón, Luis Garnes; y el Arquitecto-Técnico Especialista, Manuel Martinez Rey. La presencia tantos pueblos reactiva la ilusión de tener un último trimestre del año de los más taurinos que se recuerda.

Compartir el artículo

stats